FAA aprueba regreso al servicio del Boeing 737 MAX

Aeropuerto de San Andrés reinició operaciones tras paso de Iota
Spirit inició los vuelos a Bucaramanga desde Fort Lauderdale

Boeing 737 MAX 7.El administrador de la FAA, Steve Dickson, firmó hoy una orden que abre el camino para que el Boeing 737 MAX vuelva al servicio comercial.

La acción del administrador Dickson siguió a un proceso de revisión de seguridad completo y metódico (PDF) que tardó 20 meses en completarse. Durante ese tiempo, los empleados de la FAA trabajaron para identificar y abordar los problemas de seguridad que jugaron un papel en la trágica pérdida de 346 vidas a bordo del vuelo 610 de Lion Air y el vuelo 302 de Ethiopian Airlines. A lo largo del proceso, la FAA cooperó estrechamente con contrapartes extranjeras en todos los aspectos de la vuelta al servicio. Además, el administrador Dickson tomó personalmente el entrenamiento de piloto recomendado y voló el Boeing 737 MAX, para poder experimentar el manejo del avión de primera mano.

Además de rescindir la orden que dejó en tierra la aeronave, la FAA publicó hoy una Directiva de aeronavegabilidad (PDF) que especifica los cambios de diseño que deben realizarse antes de que la aeronave vuelva al servicio, emitió una Notificación de aeronavegabilidad continua a la comunidad internacional (CANIC) y publicó los requisitos de formación MAX (PDF). Sin embargo, estas acciones no permiten que el MAX vuelva inmediatamente a los cielos. La FAA debe aprobar las revisiones del programa de entrenamiento de pilotos del 737 MAX para cada aerolínea estadounidense que opere el MAX y conservará su autoridad para emitir certificados de aeronavegabilidad y certificados de exportación de aeronavegabilidad para todos los aviones 737 MAX nuevos fabricados desde que la FAA emitió la orden de puesta a tierra. Además, las aerolíneas que han estacionado sus aviones MAX deben tomar los pasos de mantenimiento necesarios para prepararlos para volar nuevamente.

El diseño y la certificación de esta aeronave incluyeron un nivel sin precedentes de revisiones colaborativas e independientes por parte de las autoridades de aviación de todo el mundo. Esos reguladores han indicado que los cambios de diseño de Boeing, junto con los cambios en los procedimientos de la tripulación y las mejoras en el entrenamiento, les darán la confianza para validar la aeronave como segura para volar en sus respectivos países y regiones. Luego del regreso al servicio, la FAA continuará trabajando en colaboración con sus socios de aviación civil extranjeros para evaluar cualquier mejora adicional potencial para la aeronave.

Aeropuerto de San Andrés reinició operaciones tras paso de Iota
Spirit inició los vuelos a Bucaramanga desde Fort Lauderdale

Acerca del Autor

Deja un comentario