EASA considera que el Boeing 737 MAX es seguro para volar

SAS recibió su primer Airbus A321LR
Argentina reactiva vuelos domésticos el 19 de octubre

Presentación del Boeing 737 MAX 9.La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), ha afirmado que considera que el Boeing 737 MAX es seguro para volver a volar.

La declaración la hizo Patrick Ky, director ejecutivo de EASA, quien afirmó “Nuestro análisis muestra que es seguro, y el nivel de seguridad actual es alto para nosotros“. En una entrevista realizada por Bloomberg, el directivo aseguró que se encuentra en conversaciones con Boeing sobre la posibilidad de añadir un tercer sensor que incrementaría aún más los niveles de seguridad de la aeronave.

Sin embargo, el Boeing 737 MAX aún no ha sido certificado por EASA para volver al servicio, ya que está pendiente emitir un borrador de la directiva de aeronavegabilidad (AD) que está previsto para noviembre y su tiempo de revisión pública que es de aproximadamente cuatro semanas para recibir sugerencias y poder emitir una directiva final que permita el retorno de la familia 737 MAX al servicio.

Sistema de seguridad

El nuevo sensor se trataría de un sistema de datos de aire sintético (SADS) con el que estará equipado el Boeing 737 MAX para agregar un nivel de seguridad adicional. Inicialmente se habla que el desarrollo del sistema tomaría cerca de dos años y la primer variante en recibirlo sería el MAX 10 que entraría al servicio en 2022. Las otras variantes recibirían el SADS acondicionado una vez sea certificado.

Creemos que, en general, es un buen avance que incrementará el nivel de seguridad“, aseguró el director de EASA.

A diferencia de los sensores de ángulo de ataque (AoA), el SADS no mide de manera directa los datos. Se trata de un sistema que recopila información del GPS, la altitud, la información del viento para medir la velocidad del aire. Este sistema ya es utilizado en el Boeing 787.

Proceso de recertificación

El 737 MAX ha estado recientemente en una serie de vuelos de comprobación por parte de la FAA y EASA. Adicionalmente, la FAA emitió hace pocos días un borrador de la directiva de aeronavegabilidad (AD), donde sugiere una serie de protocolos de entrenamiento adicionales para las tripulaciones antes de dictar el documento final de recertificación de la aeronave.

EASA inició la comprobación del avión en septiembre con una serie de pruebas en simuladores de vuelo en Londres, Inglaterra. Posteriormente hizo los vuelos de comprobación en Vancouver, Canadá, antes de emitir su veredicto ante la Junta de Evaluación de Operaciones Conjuntas (JOEB).

Se espera que el proceso de recertificación de la aeronave culmine antes de finalizar el año 2020 para su retorno al servicio.

 

SAS recibió su primer Airbus A321LR
Argentina reactiva vuelos domésticos el 19 de octubre

Acerca del Autor

Deja un comentario