Un avión solar para entrenamiento de vuelo

Nuevo vuelo Alicante – Ámsterdam de KLM
Fuerza Aérea Colombiana transporta ayudas a Ecuador
Avion solar Sun Flyer

La energía solar como medio de alimentación eléctrica para impulsar una aeronave ha estado presente en la industria durante varios años ya, muchas veces más como proyecto y modelo de investigación, que como una realidad masificada. Una compañía de Estados Unidos busca revertir eso, produciendo el primer avión de entrenamiento eléctrico alimentado por energía solar, el Sun Flyer.

Establecida en el 2014, Aero Electric Aircraft Corporation AEAC, en asocio con Bye Aerospace, trabajan en el desarrollo de un nuevo avión para entrenamiento de vuelo que tendrá un conjunto de celdas solares, asociadas a baterías de ion de litio, para dar energía suficiente al conjunto propulsor.

El avión de dos puestos está diseñado con los paneles solares sobre la superficie de los planos y el conjunto está construido en materiales compuestos, al igual que la hélice. El desempeño del motor se maneja por una unidad de control que asegura el uso óptimo de la energía almacenada en las baterías.

A diferencia de aviones propulsados por motores de combustión interna, el motor del Sun Flyer no requiere de los mismos sistemas de refrigeración, por lo que presenta un área frontal reducida que favorece el diseño total de la aeronave, dando como resultado un avión limpio y esbelto.

El concepto de avión limpio va más allá de sus formas; el avión no produce emisiones contaminantes y, al no emplear un motor tradicional, el ruido se reduce considerablemente. Además, el motor eléctrico brinda facilidades operativas al no tener que realizar ajustes de mezcla como en aviones con motores de pistón; todo el sistema es controlado por un computador central para brindar el mejor rendimiento.

Finalmente, el costo operativo y de mantenimiento se reduce a través del empleo de esta nueva tecnología. Aproximadamente un dólar de electricidad producida se requiere para una hora de vuelo en esta aeronave.

Se trata de un avión en desarrollo que cuenta con la experiencia ganada en materia de propulsión solar por parte de Bye Aerospace desde el 2007 con otros proyectos de aeronaves no tripuladas que incorporan esta tecnología.

La aplicación en el campo de entrenamiento de vuelo es amplia y busca reducir también costos operativos a escuelas de vuelo. En marzo de este año la compañía presentó el primer prototipo como prueba de concepto, al que se le instalarán los sistemas eléctricos y de propulsión para iniciar las pruebas en tierra.

Con información e imágenes de: AEAC

Nuevo vuelo Alicante – Ámsterdam de KLM
Fuerza Aérea Colombiana transporta ayudas a Ecuador

Acerca del Autor

Deja un comentario