Así se hace la revista aérea de la independencia

CATAM, centro vital del desfile militar del 20 de julio
II Seminario Aeronáutico en Bogotá

Aviones de la FAC volando en formación

Una revista aérea como la realizada el pasado 20 de julio en Bogotá, con cerca de 80 aeronaves volando juntas, requiere de gran coordinación y trabajo en equipo para que el resultado sea exitoso, seguro y estético. Esa compleja labor la repasamos a continuación.

Este espectáculo comienza a planearse aproximadamente tres meses antes, cuando se hace la coordinación con la Aeronáutica Civil de Colombia para cerrar el espacio aéreo a la aviación civil sobre Bogotá. El tiempo de anticipación es vital para que operadores, tanto nacionales como internacionales, organicen sus itinerarios de vuelo para afectar en lo mínimo a los pasajeros.

Es un escenario complejo en el que uno de los aeropuertos más congestionados de Latinoamérica cierra completamente sus operaciones aéreas durante casi tres horas. En el momento en que se inicia el cierre, toda aeronave civil queda en tierra, el aeropuerto se paraliza y queda en manos de la operación militar del desfile.

¿Cómo se eligen las aeronaves?

Las Fuerzas Armadas de Colombia cuentan con una amplia gama de aeronaves con diferentes misiones: combate, transporte, entrenamiento, inteligencia o recuperación de personal. El objetivo de la revista aérea es presentar al público una muestra de cada una de estas capacidades con que cuenta la nación.

Las escuadrillas se conforman luego con base en el rendimiento de cada una de las aeronaves, combinando aquellas de alta velocidad, de velocidad media y los helicópteros, estableciendo además las formaciones en que volarán: en “V”, “Escalón Izquierdo”, “Finger Tip”, “Diamante” o “Alfa”.

Los preparativos individuales

Cada escuadrilla cuenta con un líder, encabezando la formación, y sus alas, quienes durante todo el vuelo toman como referencia al líder para mantener las mismas velocidades y rumbos. Los líderes deben tener claros aspectos como puntos de referencia en tierra o velocidades.

Si bien el desfile se ha venido realizando sobre la misma zona de la ciudad año tras año, las tripulaciones y aeronaves no siempre son las mismas, por ello se hace un ensayo previo sobre la ciudad. Este también se coordina anticipadamente con la Aerocivil para tener una franja aproximadamente una semana antes del desfile para que los líderes hagan un vuelo identificando puntos de referencia y otras variables.

Las aeronaves que participaron este año provenían de distintas bases aéreas en Colombia ubicadas en Puerto Salgar, Barranquilla, Apiay, Tolemaida o Mariquita. En cada uno de estos sitios los escuadrones adelantan sus preparaciones por escuadrillas y grupos individuales de aeronaves.

El briefing

En el Comando Aéreo de Combate No. 1, CACOM 1, la base aérea de la FAC ubicada en Puerto Salgar, se congregan durante dos días cerca de 300 personas entre tripulaciones de vuelo, de tierra y personal de apoyo con más de 80 aeronaves. CACOM 1 hace las veces de un enorme hotel en donde la logística para el alojamiento de todas estas personas se convierte en otra de las enormes tareas a desarrollar para el desfile.

En el briefeing general se informan las horas y turnos de despegue para cada una de las escuadrillas basándose en su capacidad de combustible y rendimiento. Todo está perfectamente calculado al minuto: tiempos de inicio de motores, tiempos de rodaje, tiempos de despegue, de llegada a los puntos de espera, etc.

Aquí también se afinan los últimos detalles con base en la información más reciente sobre los pronósticos del clima, disponibilidad de aeronaves o tiempo de descanso de las tripulaciones. Absolutamente nada es dejado al azar y las ideas de último momento son prohibidas. Luego, los líderes de escuadrillas actualizan la información y la transmiten a sus alas.

 

Briefing del ensayo de revista aérea
Tripulaciones se reúnen para el briefing previo al ensayo
Briefing para revista aérea
Información sobre una de las formaciones que volará en el ensayo

 

El ensayo general

Al día siguiente CACOM 1 bulle de actividad. Durante cerca de una hora todas las aeronaves despegan y se dirigen a sus puntos de espera. Estos son áreas establecidas a diferentes alturas para que las escuadrillas esperen su turno para realizar la pasada sobre el sitio que simulará la tribuna principal en Bogotá.

La parte más compleja de toda la operación está en la coordinación de las secuencias del paso de las aeronaves por sobre el desfile. Debido a la variedad de equipos, no todas tienen el mismo rendimiento y sus velocidades son diferentes. Para ello es vital el cumplimiento de los tiempos establecidos en los ensayos, de manera que cada escuadrilla haga su paso en el momento preciso sobre la zona designada, y se brinde un espectáculo estético y seguro.

Al llegar a tierra las tripulaciones empiezan a compartir sus experiencias y se desarrolla un postbriefing general en el que se comentan los puntos a tener en cuenta, las correcciones y lo que se debe afinar para que la revista aérea sea exitosa.

 

Aviones en el amanecer
Temprano en la mañana comienzan preparativos para el ensayo
Avión Kfir
Piloto de Kfir preparándose
CASA C295 colombiano
Tripulación del C295M preparándose
Helicóptero Bell 212
Tripulante de un Bell 212 de la FAC chequea últimos detalles antes del despegue
Kfir de la FAC
Tripulación de tierra prepara un Kfir para su salida
Blackhawk de la Policía de Colombia
UH-60 de la Policía. Atrás, UH-60 del Ejército
Ensayo revista aérea
C-130 y C295 despegan, con helicópteros preparándose para despegar

 

CATAM, centro vital del desfile militar del 20 de julio
II Seminario Aeronáutico en Bogotá

Deja un comentario