República Checa llegó a la aviación colombiana

Aeropuerto El Dorado ya tiene nueva torre de control
Armada Nacional recibe avión ATR-42
El Aero L-39NG en Expodefensa

Aero L-39NG en Expodefensa

LET, Aero Vodochoy y Zlin son tres actores de la industria aérea de República Checa que se abren espacio en Colombia y la región latinoamericana. Las opciones: jets de entrenamiento avanzado militar, monomotores de pistón de observación ligera y bimotores para 19 pasajeros. Un trabajo conjunto entre privados y públicos para ganar terreno en Expodefensa 2015.

No son jugadores completamente desconocidos para el mercado colombiano. En el caso de LET, su avión estrella, el modelo 410, ya vuela desde hace algunos años en Colombia principalmente en servicios tipo chárter. Pero la intención conjunta es ganar espacio en el mercado, tanto en el aspecto civil como militar, con un énfasis importante en este último.

Y tampoco son jugadores completamente desconocidos en eventos del calendario. Ya en la pasada Feria Aeronáutica Internacional de Rionegro ZLIN mostró un avión para agricultura Z137T, mientras que LET puso uno de sus 410 con colores de Searca.

Pero la apuesta en Expodefensa va más allá y desglosamos un poco lo que cada representante viene a ofrecer.

Aero Vodochoy

Fabricante de uno de los jets de entrenamiento avanzado y ataque ligero más populares del mundo, los L-39, L-59 y L-159, la compañía ahora promociona el más reciente desarrollo de esta familia: el L-39NG.

Con una tradición de casi 40 años de servicio, con más de 3.000 unidades fabricadas y voladas por más de 40 operadores militares en 15 países, esta familia de aviones goza de gran aceptación en muchos mercados. Extrañamente, el latinoamericano no ha sido el de mayor éxito para la compañía, que está confiada en que esto cambiará con su nuevo avión.

Así lo manifiestan sus representantes en Expodefensa. En compañía de Omnipol, empresa que hace las funciones de representación y comercialización de productos de defensa fabricados en la República Checa, Aero Vodochoy espera que las ventas del L-39NG tengan éxito una vez el avión esté listo para operar entre el 2018 y 2019.

Entre los argumentos para que esta máquina atraiga interés están sus bajos costos de operación y mantenimiento. Según Petr Kalas, representante del fabricante, el nuevo avión promete ofrecer prácticamente tiempos de operación ilimitados a través de los tradicionales ciclos de mantenimiento, pero sin las limitantes que regularmente se encuentran en otras aeronaves con respecto a su vida útil. Un avión que, según Aero Vodochoy, puede volar prácticamente para siempre.

Por supuesto, la aplicación de nuevas tecnologías en aerodinámica, motorización y aviónica ofrecen un mejor rendimiento, cosa de esperarse en una aeronave con las iniciales NG: Nueva Generación. Hablar de su rendimiento es analizar las cifras y comparar, pero más allá de ello también hay que tener en cuenta cosas como los servicios posventa y conceptos como la transferencia de tecnología.

Es allí donde Aero Vodochoy y Omnipol esperan ganar terreno a través de una estrategia de mercado que usaría esta transferencia como primer paso para introducirse en el mercado. La búsqueda de un socio estratégico que permita posibilidades como la construcción de las aeronaves en instalaciones en la región, ofrecer servicios de repuestos y mantenimiento; entre otros, es una de las ideas que tiene la compañía para agregar valor a su nuevo avión.

Y es que el mercado se abre. Son varios los países que tendrían posibilidades y necesidades de equiparse con un avión de estas características. Nuevamente, es interesante ver cómo, a pesar de ser una aeronave comprobada y con tradición en el mundo, prácticamente no ha ganado espacio en Latinoamérica.

Es una necesidad similar a la que encuentran países en África y Asia, por lo que el mercado para este avión sigue vigente en todo el mundo.

El L-39NG realizó su primer vuelo en septiembre de 2015 y se encuentra en fases de pruebas y desarrollo actualmente.

LET

La punta de lanza de este fabricante es el LET 410, un avión cuyo diseño se remonta a la década de los 60, pero que ha tenido un éxito sostenido, además de desarrollos posteriores que han mejorado paulatinamente su desempeño.

El último ejemplar es el LET 410 UVP E-20. Nuevos motores, mejoras aerodinámicas, mejor aviónica. Argumentos que últimamente venden los aviones y con los que LET ahora busca competir de manera importante frente a opciones como el Twin Otter, especialmente la serie 400 de Viking, de la que ya hemos hecho mención anteriormente.

En la F-air 2015 LET hizo presencia directa por primera vez en Colombia y, en conjunto con el gobierno de República Checa, ahora muestra las aeronaves que están diseñadas para operar en terrenos no preparados y con capacidad STOL a las Fuerzas Armadas y operadores civiles.

La estrategia es sencilla: establecer los contactos y empezar las negociaciones que posibiliten ventas e introducción al mercado, confiando, por supuesto, en las bondades del LET 410 que, según la empresa, es un avión más capaz para Colombia, su topografía y tipos de aeropuertos.

Otra versión, el LET 410NG, también está en la lista de opciones. Tiene todavía más mejoras que las versiones antecesoras y estaría volando en el mercado comercial en el 2017. Este sería uno de los contendientes fuertes que este fabricante quisiera poner en el mercado colombiano.

El nuevo avión estaría realizando demostración a posibles clientes en el 2017 en su versión NG y luego de haber logrado su certificación.

ZLIN

Conocido por la comunidad aeronáutica también por primera vez en la F-air 2015, ahora el fabricante busca competir de manera directa en el campo del entrenamiento básico militar con su Z243L Guru, un avión biplaza con capacidades acrobáticas y bajos costos operativos.

Se convierte en una competencia del Calima T-90 de la CIAC, por lo que Zlin reconoce que el campo de acción se desarrollaría inicialmente con el Ejército Nacional o la Policía Nacional de Colombia, sin embargo el escenario está abierto.

Y, al igual que el proyecto de la CIAC de producir un avión de 4 a 6 plazas basado en el T-90 y con capacidades operativas, Zlin ofrece el Z143 LSi Genius; un aparato con cuatro asientos, basado en el diseño básico del biplaza, pero con mayores capacidades.

Poniéndole algo de tecnología aparece la versión de patrullaje, en la que los asientos traseros son removidos y se hacen algunas modificaciones para resultar en un avión capaz de volar hasta 14 horas y equipado con sistemas de patrulla y vigilancia. La Armada Nacional y sus necesidades de patrullaje marítimo a bajo costo, y la Policía Nacional, serían posibles clientes iniciales.

No es un avión totalmente nuevo para Latinoamérica. En México ya operan 27 aviones tipo biplaza y se han adquirido cuatro del modelo de patrullaje, todos para la Marina de ese país. La Fuerza Aérea Peruana también cuenta con cuatro unidades del avión que no se encuentran en estado operativo, pero que Zlin espera poner a punto próximamente. Ecuador y Bolivia son otros objetivos de la compañía. Mostrar la aeronave es fundamental para el fabricante, por lo que su primera vitrina sería FIDAE en Chile y desde allí comenzaría una gira por la zona del pacífico latinoamericano. A pesar de la intención de ponerlo en demostración estática en Expodefensa, esto no fue posible.

Zlin espera tener de 40 a 50 aviones vendidos en Latinoamérica en los próximos cinco años. Al igual que Aero Vodochoy, el servicio posventa y de mantenimiento es parte de la estrategia. Gracias a la gran cantidad de aviones que ya vuelan en México, a la presencia en Perú y a las negociaciones con Ecuador y Bolivia, la compañía espera establecer un centro de servicios y mantenimiento en algún país de la región en donde se ofrecerían también capacitación técnica. México y Perú son los primeros candidatos para ser sede de esta instalación que ya es una realidad en el papel y solo está a la espera de concretar los últimos detalles para su establecimiento.

El apoyo gubernamental

Estas tres compañías, en conjunto con otras que ofrecen sistemas de defensa y seguridad, cuentan con el apoyo conjunto de la agencia de negocios de la República Checa, una entidad gubernamental que impulsa el intercambio comercial de las compañías de ese país con el mundo. Además también apoya la embajada de ese país en Colombia

Es por eso que en Expodefensa Aero Vodochoy, LET, Zlin y Omnipol se presentaron en un stand conjunto y con representación de la embajada y la agencia de negocios. Todo esto tiende es un acercamiento más a los que ya se han tenido, por ejemplo, durante la F-air 2015 con la presencia del comandante de la Fuerza Aérea de la República Checa en varias actividades e, incluso, mostrando interés de participación de su institución en ejercicios militares combinados con la FAC.

Aeropuerto El Dorado ya tiene nueva torre de control
Armada Nacional recibe avión ATR-42

Acerca del Autor

Deja un comentario