737 MAX y COVID-19 impactan negativamente resultados de Boeing

Aeropuertos de Barranquilla, Cartagena y Santa Marta: verificados en bioseguridad
El papel de Airbus Helicopters en lucha contra COVID-19

Boeing 737 MAX 7.Boeing informó ingresos del segundo trimestre por U$11.8 billones, reflejando principalmente los impactos por pandemia del COVID-19 y la puesta en tierra de la familia 737 MAX. 

Seguimos enfocados en la salud de nuestros empleados mientras tomamos medidas proactivas para navegar los impactos comerciales sin precedentes de la pandemia de COVID-19“, dijo el presidente y director ejecutivo de Boeing, Dave Calhoun. “Estamos trabajando en estrecha colaboración con nuestros clientes, proveedores y socios globales para gestionar los desafíos de nuestra industria, tender un puente hacia la recuperación y reconstruir lo necesario para ser más fuertes“.

En el segundo trimestre, Boeing reinició las operaciones de producción en sitios clave luego de pausas temporales para proteger a su fuerza laboral e introducir nuevos y rigurosos procedimientos de salud y seguridad. La compañía también reanudó las primeras etapas de producción de la familia 737 con un enfoque en seguridad, calidad y excelencia operativa. Siguiendo las medidas de los reguladores mundiales, Boeing pudo avanzar en el regreso al servicio del 737, incluida la finalización de las pruebas de vuelo de certificación por parte de la FAA.

Para alinearse con la fuerte reducción en la demanda del mercado comercial a la luz de COVID-19, la compañía está tomando varias medidas, incluido el ajuste adicional de las tasas de producción de aviones y la reducción de los niveles de empleo.

La diversidad de nuestra cartera equilibrada y nuestros servicios gubernamentales, defensa y programas espaciales nos proporcionan una estabilidad crítica a corto plazo a medida que tomamos medidas difíciles pero necesarias para adaptarnos a las nuevas realidades del mercado“, dijo Calhoun. “Estamos tomando las medidas correctas para garantizar que estamos bien posicionados para el futuro fortaleciendo nuestra cultura, mejorando la transparencia, reconstruyendo la confianza y transformando nuestro negocio para convertirlo en un Boeing mejor y más sostenible. Los viajes aéreos siempre han demostrado ser resistentes, y también lo ha hecho Boeing“.

Los ingresos y el margen operativo de los aviones comerciales del segundo trimestre disminuyeron debido a un menor volumen de entrega, parcialmente compensado por un cargo de consideración menor del 737 MAX (U$551 millones en el trimestre), en comparación con U$5.6 billones en el mismo período del año pasado. El margen operativo del segundo trimestre también se vio afectado negativamente por costos de producción anormales relacionados con el programa 737 que ascendieron a U$712 millones, U$468 millones de gastos de indemnización y U$133 millones de costos de producción anormales por la suspensión temporal de operaciones en respuesta al COVID-19.

El programa 737 reanudó las primeras etapas de producción en mayo y espera continuar produciendo a tasas bajas durante el resto de 2020. La pandemia de COVID-19 ha impactado significativamente los viajes aéreos y reducido la demanda a corto plazo, lo que resulta en una menor previsión en las tasas de producción y entrega. Boeing espera aumentar gradualmente la tasa de producción del 737 a 31 aviones por mes para principios de 2022, con nuevos aumentos graduales para corresponder a la demanda del mercado. Las concesiones potenciales estimadas y otras consideraciones para los clientes relacionadas con la puesta en tierra del 737 MAX aumentaron en U$551 millones en el trimestre. 

El fabricante ha actualizado aún más sus tasas de producción este trimestre para reflejar los impactos de COVID-19 en su perspectiva de demanda, y continuará evaluándolos de manera continua. La tasa de producción del 787 se reducirá a 6 por mes en 2021. La tasa de producción combinada del 777/777X se reducirá gradualmente a 2 por mes en 2021, con la primera entrega del 777X prevista para 2022. Las tasas de producción no han cambiado en los programas 767 y 747.

La compañía entregó 20 aviones durante el segundo trimestre, y la cartera de pedidos quedó en más de 4.500 aviones valorados en U$326 billones.

Aeropuertos de Barranquilla, Cartagena y Santa Marta: verificados en bioseguridad
El papel de Airbus Helicopters en lucha contra COVID-19

Acerca del Autor

Deja un comentario