Primer vuelo del nuevo avión de entrenamiento de la FAC construido en Colombia

Aires operará desde Bogotá a Lima y Ciudad de Panamá
Galardón al sistema de entretenimiento a bordo de Avianca
Logo FAC - Aviacol.net El Portal de la Aviación ColombianaEl primero de los aviones T-90 Calima que se construyen en las instalaciones del Comando Aéreo de Mantenimiento de la FAC en Madrid, Cundinamarca, realizó exitosamente su primer vuelo, convirtiéndose así en el primero de los nuevos aviones de entrenamiento que se construyen en nuestro país que alza vuelo.

El pasado 29 de septiembre, en la base aérea de CAMAN y a los mandos del piloto de pruebas Pete Zaccagnino, voló la primera de las 25 aeronaves que se construirán para la FAC y que se convertirán en los nuevos entrenadores primarios de la institución. También presentes para observar este primer vuelo se encontraban el CEO de Lancair, Bob Wolstenhome, Robert Williams, Director de la División de Desarrollo de Estructuras Compuestas de Lancair, el Teniente General (Ret.) Mark Schmidt de la USAF y Yaro Degani, de Pulsar Aircraft, como intérprete y consultor, además de varios miembros de la Fuerza Aérea Colombiana, así como de la Corporación de la Industria Aeronáutica de Colombia.

El proyecto del T-90 Calima viene desarrollándose desde hace varios años, cuando la FAC empezó a trabajar en el reemplazo de sus aeronaves de entrenamiento primario T-34 Mentor, que operan desde 1954, y T-41 Mescalero, que operan desde 1968. En dicho proceso se concretó el trabajo conjunto entre la FAC, la CIAC y Lancair para desarrollar un nuevo producto cuyas características cumplieran los requerimientos de la FAC para un avión de entrenamiento primario.

Lgoo CIAC - Aviacol.net El Portal de la Aviación ColombianaSi bien el avión es un desarrollo posterior del Lancair Legacy, un avión de gran éxito, difiere de éste en muchos aspectos y no es un avión ensamblado en Colombia a partir de kits de construcción, es un desarrollo totalmente nuevo cuya producción es 100% colombiana desde el primer paso, dándole a la industria aérea colombiana un importante logro.

Construcción desde cero
 
El proceso de construcción de cada aeronave comienza con la fabricación de los moldes para elaborar las partes que componen el avión, seguidamente se hacen los jigs o plantillas de ensamble para ubicar cada una de las piezas, que son fabricadas en materiales compuestos. El proceso de montaje tiene dos técnicas: wet layup, en  la que se hace un trabajo manual con resinas para fabricar piezas pequeñas o costillas del avión y dry layup, con la que se construye el fuselaje. Para dicha técnica se usa fibra de vidrio y carbono pre-impregnado.

Luego de un control de calidad, la construccción avanza hacia los hornos en donde se realiza el proceso de curado de las partes ensambladas. Paralelamente se trabaja en la parte de aviónica y motorización, sistemas que se ensamblan a la aeronave una vez termina el proceso de curado y control de calidad.

Si bien se están construyendo los primeros prototipos y por ende no se pueden estimar tiempos precisos, se calcula que el tiempo de producción de un avión está entre los dos meses y medio y los tres meses.

El T-90 Calima
 
El T-90 Calima es una aeronave de tren de aterrizaje fijo, con puestos lado a lado para el piloto e instructor y propulsado por un motor Lycoming IO-390 de 210 caballos de fuerza. El avión es muy similar en apariencia al Lancair Legacy, un avión de alto desempeño ensamblado a partir de kits, sin embargo difiere de este en que tiene un perfil alar aumentado en 36 pulgadas mayor, flaps más largos y un empenaje de mayores dimensiones, similares a las del Lancair Evolution.

Con estas modificaciones, el avión pasa de ser una aeronave de alto desempeño y especial pilotaje, a un aparato ideal para el entrenamiento básico de estudiantes de aviación, por cuanto el rediseño ofrece mejor control, velocidad de pérdida más baja y características de vuelo más dóciles para los estudiantes.

En su interior, el avión posee una palanca de control pensada para que la transición a aeronaves de mayor desempeño sea más sencilla. De la misma forma, el diseño de la cabina ofrece a los estudiantes una mejor adaptación para cuando pasen a otro tipo de avión. Con dos pantallas de cristal en la que se presentan los datos básicos de vuelo de la aeronave y comportamientos del motor, así como sistemas de respaldo análogos y radios de comunicación, la instrumentación básica de la aeronave es de alta tecnología y ofrece a los estudiantes un bueno punto de inicio para su proceso de aprendizaje.

Próximos pasos
 
La FAC planea construir y volar otras dos aeronaves antes de que finalice el 2010 y terminar con la producción total de 25 aeronaves en el 2012 y que estarían matriculadas entre el FAC2501 y el FAC2525. De esta forma se asegura que la flota de entrenadores primarios de la Institución estará lista para reemplazar a los venerables T-34 y T-41.

El T-90 Calima es sin duda uno de los más importantes proyectos aeronáuticos iniciados en Colombia ya que, con su desarrollo, se implementarán nuevas herramientas y procesos industriales que le permitirán a la industria aérea nacional contar con una buena experiencia en la producción de aeronaves construidas desde cero.
Dentro de los planes del proyecto, también se espera que la infraestructura que sirve para la construcción de las 25 aeronaves para la FAC, sirva a su vez para proveer a otros países de aeronaves del mismo tipo, abriendo las puertas para que Colombia pueda contar con una industria aeronáutica autosostenible en cuanto a procesos de construcción y mantenimiento de las aeronaves una vez fabricadas.

 
Con información de: Avweb
Aires operará desde Bogotá a Lima y Ciudad de Panamá
Galardón al sistema de entretenimiento a bordo de Avianca

Deja un comentario