Boeing 777x recibe luz verde para sus wingtips plegables

Viva Air aumenta peso en artículo personal sin costo
Lufthansa lanza "Dream Collection" en Clase Ejecutiva

Boeing 777x con wingtips plegables

El Boeing 777x, la versión más nueva y mejorada de uno de los jet bimotores de pasillo ancho más exitosos de la historia, y uno de los desarrollos más recientes y tecnológicos del fabricante estadounidense, acaba de recibir luz verde de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) para su novedoso sistema de wingtips plegables.

El Boeing 777x se producirá en dos variantes: el 777-8x y el 777-9x. Las nuevas alas están hechas de fibra de carbono, material más liviano y más fuerte que el metal usado en otros planos. La envergadura total del 777x será de 72 metros (11 metros más que la versión actual del 777) y la funcionalidad de poder plegar sus wingtips le permitirá a la aeronave reducir su envergadura (estando en tierra) a 65 metros, permitiéndole operar en las mismas posiciones de parqueo en las que opera el 777 actual.

El nuevo diseño del ala, de mayor envergadura y eficiencia, le permitirá al 777x tener un rendimiento superior a su variante anterior y mejor economía de combustible. Si nos referimos a aeronaves comerciales, el 777x tendrá una de las alas más grandes del mercado y será el único avión comercial en operación en incorporar un sistema de wingtips plegables, razón por la cual la FAA tendrá que generar nuevas regulaciones para esta nueva funcionalidad.

En términos generales, se le exigirá a Boeing que incorpore múltiples capas de redundancia y protecciones en el diseño del ala, específicamente del sistema plegable, y el fabricante tendrá que asegurarse de que el wingtip no se plegará inadvertidamente en vuelo y que los pilotos no despegarán sin el sistema en su posición correcta. Para ello se incorporará diferentes sistemas de alerta y alarmas de configuración. Como dato curioso, la envergadura del 777x superará la del 747-8 y solo será superado, si nos referimos solamente a aviones comerciales, por la del Airbus 380, que alcanza los 80 metros y requiere de posiciones especiales de parqueo en los aeropuertos en los que opera.

Por su parte, los motores serán fabricados por General Electric específicamente para el avión, y también brindarán un menor consumo de combustible. De acuerdo a Boeing, el motor GE9x será el más avanzado y eficiente construido hasta el momento.

El avión incorporará tecnología probada y que ha demostrado ser exitosa en su hermano mayor (por edad, mas no por tamaño) el 787. El interior del avión incorporará la comodidad y conveniencia del Dreamliner, con ventanas más grandes, una cabina más ancha, nueva iluminación y arquitectura mejorada. La cabina de pilotos también será muy similiar a la que usa hoy en día el 787, siendo una de las cabinas de mando más avanzadas, tecnológicas y cómodas del mercado.

La variante 8x tendrá un precio de lista de alrededor de los $360 millones de dólares y una capacidad de unos 350 a 375 pasajeros, con un rango de más de 16.000 kilómetros y una longitud total de 70 metros. Por su parte, el 9x rondará los $388 millones de dólares, 400 a 425 pasajeros, rango de 14.000 kilómetros y una longitud de 77 metros.

El proyecto fue lanzado en noviembre de 2013 y se espera que el primer vuelo de prueba tenga lugar durante el primer trimestre de 2019, con el primer vuelo comercial de pasajeros planeado para diciembre de ese año.

Foto: Boeing

 

 

Viva Air aumenta peso en artículo personal sin costo
Lufthansa lanza "Dream Collection" en Clase Ejecutiva

Deja un comentario