El análisis de IATA para la industria aérea en 2021

Aeroparque reabre con nuevos sistemas de navegación
Viva Air tiene la flota de aviones más joven de Colombia

Aeropuerto Simón Bolívar de Santa Marta.La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) ha publicado un nuevo análisis en el que destaca que la industria de aerolíneas seguirá arrastrando un flujo de caja negativo en 2021, frente al análisis anterior, en noviembre de 2020, que reflejaba un saldo de caja positivo hacia el cuarto trimestre de 2021, una situación que no se producirá hasta 2022.

La última previsión dispara el gasto de las aerolíneas hasta un rango entre los 75.000 millones USD y 95.000 millones USD, frente a los 48.000 millones USD de la anterior previsión. Los siguientes factores respaldan este peor pronóstico:

  • Comienzo débil en 2021: Es ya evidente que el primer trimestre de 2021 será peor que lo anticipado anteriormente a causa del endurecimiento de las restricciones de viaje por parte de los gobiernos para hacer frente a las nuevas variantes del COVID-19. Las reservas para el verano (julio-agosto) se sitúan un 78% por debajo de los niveles de febrero de 2019 (la comparación con los datos de 2020 está sesgada por el impacto de la pandemia).
  • Escenario optimista: A partir de este comienzo débil, desde un escenario optimista se espera una reducción gradual de las restricciones de viaje tras la vacunación de las poblaciones vulnerables en las economías desarrolladas, aunque justo a tiempo para impulsar tímidamente la demanda de la temporada alta en el hemisferio norte, un estímulo que situaría la demanda de 2021 en un 38% respecto a niveles de 2019. Las aerolíneas gastarán unos 75.000 millones USD a lo largo del año, y el gasto de 7.000 millones USD en el cuarto trimestre representa una mejora significativa respecto a los 33.000 millones USD pronosticados para el primer trimestre.
  • Escenario pesimista: Desde un pronóstico más pesimista, se espera que las aerolíneas gasten 95.000 millones USD en 2021. La tendencia mejora desde los 33.000 millones USD de gasto en el primer trimestre hasta los 16.000 millones USD en el cuarto trimestre. Las restricciones de viaje durante la temporada estival en el hemisferio norte empeoran el pronóstico. La demanda se situaría en 2021 en un 33% respecto a niveles de 2019.

El endurecimiento del cierre fronterizo por parte de los gobiernos empeora significativamente el pronóstico de la industria para 2021. En un escenario optimista, las aerolíneas gastarían 75.000 millones USD este año. Pero podría empeorar hasta un gasto de 95.000 millones USD. La industria necesita ayuda urgente por parte de los gobiernos. Mantener la actividad de la industria puede impulsar la recuperación económica de la crisis del COVID-19. Pero esto no será posible si hay quiebras masivas antes de que termine la crisis. Si los gobiernos no pueden abrir sus fronteras, necesitaremos que abran sus billeteras para proporcionar ayuda financiera para mantener la viabilidad de la industria de aerolíneas”, dijo Alexandre de Juniac, director general y CEO de IATA.

Ante la quema de liquidez de las aerolíneas esperada en 2021, es vital que gobiernos e industria estén preparados para reanudar la actividad en el momento en que los gobiernos puedan abrir las fronteras. Para ello, es necesario poner en marcha las siguientes iniciativas:

  • Planificación: Preparar la industria para un reinicio seguro tras un año de parón exige una planificación cuidadosa y meses de preparación. Los gobiernos deben garantizar que las aerolíneas estarán preparadas para reconectar a las personas y a las economías trabajando junto a la industria en el desarrollo de unos criterios y una planificación que permitan un reinicio ordenado y oportuno.

El Reino Unido ha dado un buen ejemplo. A principios de esta semana, estableció un plan para la reapertura basándose en una mejora de la situación del COVID-19. Esto proporciona a las aerolíneas un marco para la planificación del reinicio de los viajes, con margen para realizar ajustes por el camino. Los demás gobiernos deberían tomar nota como una buena práctica de colaboración con la industria”, dijo De Juniac.

  • Credenciales de salud: Cada vez está más claro que las vacunas y las pruebas desempeñarán un papel clave a medida que se controle la pandemia y mejoren las economías, incluido el sector de los viajes. Travel Pass de IATA permitirá a los viajeros controlar de forma segura sus datos de salud y compartirlos con las autoridades pertinentes. Una lista cada vez mayor de aerolíneas —como Air New Zealand, Copa Airlines, Etihad Airways, Emirates, Qatar Airways, Malaysia Airlines, RwandAir y Singapore Airlines— están realizando, o ya se han comprometido, a probar Travel Pass.

Una gestión electrónica eficiente de las credenciales de salud es vital para la reanudación de los viajes aéreos. Los procedimientos manuales no tendrán capacidad para gestionar el volumen que se avecina una vez que comience la recuperación. Las soluciones digitales deben ser seguras, ser compatibles con los sistemas actuales, estar alineadas con los estándares globales y respetar la privacidad de los datos. Todos estos aspectos están contemplados plenamente en el diseño de Travel Pass. Esta aplicación contribuirá a poner el listón muy alto en la gestión de las credenciales de salud, en la protección contra el fraude y a la hora de facilitar el proceso de viaje. Si bien existen otras opciones en el mercado, no se deben poner en riesgo los fundamentos, o correremos el riesgo de que ocurran fallos en el sistema, decepcionar a los gobiernos y a los viajeros y retrasar la reanudación de los viajes”, dijo De Juniac.

  • Estándares globales: A medida que se amplían los programas de vacunación y la capacidad de realización de las pruebas, hay dos aspectos que se han vuelto esenciales: el desarrollo de estándares globales para el registro de pruebas y vacunas; y un plan para registrar a los que ya han sido vacunados con anterioridad.

La rapidez es crítica. Los resultados fraudulentos de las pruebas del COVID-19 están demostrando ser un problema. Y mientras los programas de vacunación aumentan, los gobiernos utilizan procesos en papel y estándares electrónicos diferentes para el registro de los que ya han sido vacunados. Estas no son condiciones idóneas para un reinicio exitoso y a escala cuando los gobiernos abran fronteras. La OMS, la OACI y la OCDE están trabajando en estándares, pero cada día sin ellos aumenta el desafío. Necesitamos una solución rápida por parte de las autoridades competentes para que la industria pueda definir un plan concreto”, dijo De Juniac.

Incluso mientras los gobiernos están centrados en la gestión de la crisis del COVID-19, debemos ir un paso por delante en los planes, herramientas y estándares necesarios para la reanudación de los vuelos y la dinamización de la recuperación económica de esta crisis. La cooperación no es algo nuevo ni para las aerolíneas ni para los gobiernos. Así es como hemos brindado una conectividad segura, eficiente y fiable durante décadas. Hemos vivido un año de cierres y restricciones a medida que se desarrollaban vacunas y se ampliaba el alcance de las pruebas. La razón de todo el dolor que esto ha causado ha sido mantener a las personas seguras, así como poder devolver su bienestar y el de la economía. Las buenas noticias sobre las vacunas y la creciente expansión de las pruebas nos dejan ver un rayo de luz al final del túnel. Es el momento de pedir a los gobiernos su plan de reanudación y ofrecer el apoyo de la industria en todo lo que podamos ayudar”, destacó De Juniac.

Aeroparque reabre con nuevos sistemas de navegación
Viva Air tiene la flota de aviones más joven de Colombia

Acerca del Autor

Deja un comentario