Lanzan tecnología de “tubo inteligente” para comunicaciones del 777X

Aeropuerto Ezeiza implementa Sistema de Conmutación de Voz
Accidente de A320 de PIA habría sido por falla humana

Boeing 777X despegando.Inmarsat y Boeing están avanzando en la transformación digital de las aeronaves a través de una nueva tecnología de “tubo inteligente”.

Este nuevo avance en la tecnología de las comunicaciones proporciona una conectividad de banda ancha rápida y segura en vuelo, desde la cabina de mando hasta la cabina, lo que permite a las compañías aéreas utilizar múltiples aplicaciones de terceros al mismo tiempo a bordo del nuevo avión Boeing 777X.

La nueva infraestructura ha sido diseñada para asignar de forma independiente el ancho de banda de la conectividad a múltiples aplicaciones. Esto permite a las aerolíneas obtener importantes beneficios operativos, como el mantenimiento predictivo, la optimización de las rutas, la gestión modernizada del tráfico aéreo y las comunicaciones de la tripulación en tiempo real, al mismo tiempo ofreciendo un mejor entretenimiento a los pasajeros, incluyendo Internet de alta velocidad y televisión en directo.

Esta funcionalidad de “tubo inteligente” significa que las aplicaciones entregadas en dos de las galardonadas soluciones de comunicaciones por satélite de Inmarsat – GX Aviation y SwiftBroadband-Safety (SB-S) – pueden tener cada una un acuerdo de nivel de servicio único y niveles de rendimiento garantizados, independientemente de otras aplicaciones que también operan a través del mismo terminal.

Philip Balaam, Presidente de Inmarsat Aviation, dijo: “El GX Aviation y el SB-S de Inmarsat ya se han establecido como las soluciones de conectividad global más avanzadas de la industria de la aviación. Ahora, con la adición de la funcionalidad de ‘tubo inteligente’, estamos preparando el camino para un futuro más conectado e integrado, lo cual es crucial para las aerolíneas de todo el mundo que están transformando sus negocios con el poder de la tecnología digital“.

Este es un hito importante en el desarrollo de la aeronave verdaderamente conectada y refuerza el papel clave de Inmarsat en el servicio a la industria de la aviación con un conjunto de servicios de conectividad operacional y de pasajeros. Los resultados de las pruebas iniciales de nuestro ‘tubo inteligente’ son prometedores y esperamos seguir colaborando con Boeing en la preparación de la próxima entrada en servicio de su nuevo avión 777X“.

La nueva tecnología de “tubo inteligente” de Inmarsat estará inicialmente disponible para las aerolíneas que hayan pedido o planeen pedir el Boeing 777X. Además, estas capacidades estarán disponibles como actualizaciones en otros modelos de avión.

Como señala London School of Economics (LSE) en su informe Sky High Economics, la aeronave conectada ahorrará a la industria de la aviación USD$15.000 millones anuales para 2035, y este desarrollo combinado entre Inmarsat y Boeing es un importante paso adelante hacia este objetivo.

Aeropuerto Ezeiza implementa Sistema de Conmutación de Voz
Accidente de A320 de PIA habría sido por falla humana

Deja un comentario