Puntualidad es la palabra clave de las aerolíneas a la hora de competir en Colombia

IATA aprobaría el uso de biocombustibles en vuelos comerciales a fines de 2010
Colsubsidio suscribe convenio de colaboracion con el Consorcio Aeroespacial EADS

Una fuerte puja al entre las aerolíneas por defender sus cifras de puntualidad obligó a que la Aerocivil definiera una nueva metodología de medición.

Estar a tiempo en el aeropuerto, cumplir con el registro antes de tomar un vuelo y abordar el avión a la hora que indica el pasaje no es un capricho de las aerolíneas para que los pasajeros corran, pero tampoco es garantía de que, si todos llegan puntuales, la aeronave despegará tal y como se estableció en el itinerario.

Sin embargo, si hay una consigna que caracteriza a los jefes de las aerolíneas colombianas, es que no se puede 'dar papaya' incumpliendo los horarios establecidos, y más cuando la competencia se vale de la palabra puntualidad para ganar clientes.

En ese sentido, cada quien maneja sus estadísticas. Eduardo Lombana, vicepresidente de Operaciones de Aero República, dice que la puntualidad de la compañía -contada a partir de 15 minutos después de la salida, como es el parámetro en la industria-, fue del 92,35 por ciento en septiembre, superior al 89,48 por ciento que registró en el mismo mes del 2008.

En el caso de Avianca, fuentes de la aerolínea indican que en septiembre la puntualidad de sus vuelos fue del 96 por ciento (también después de 15 minutos), excluyendo factores externos no controlables por la empresa. En septiembre del 2008 la puntualidad de los vuelos de Avianca fue del 92,5 por ciento.

Entre tanto, Aires informó que en cuanto al cumplimiento, en septiembre pasado alcanzó el 87 por ciento, frente a un 80 por ciento del 2008.

En las compañías es notoria la competencia y buena parte del esfuerzo también es de la Aerocivil, pero si bien el balance es favorable, las estadísticas son el dolor de cabeza para los actores del sector.

De hecho, la Aeronáutica ya tomó cartas en el asunto. El ente estatal empezó por cambiar la metodología de medición de la puntualidad y ahora se enfoca en medir el cumplimiento de los itinerarios, tomando en cuenta sólo los vuelos que salen de los aeropuertos colombianos. De esa manera, tiene certeza sobre la información que da origen a las cifras, utilizando como fuente el reporte de la torre de control de cada terminal aérea. Hasta mediados de este año, los datos eran proporcionados por las mismas aerolíneas.

Las cifras generales más recientes, suministradas por la Aeronáutica, datan de agosto y muestran que durante ese mes el nivel de cumplimiento del itinerario de los vuelos nacionales fue del 63 por ciento, aunque un 20 por ciento de las operaciones no se realizó puntualmente debido a causas incontrolables por parte de las aerolíneas. Descontando esa situación, la puntualidad alcanzaría el 83 por ciento.

En los vuelos internacionales la cifra tiende a ser más alentadora, con un 72 por ciento de puntualidad. En este caso, un 11 por ciento de las demoras y cancelaciones se debió a factores incontrolables. La Asociación del Transporte Aéreo de Colombia (Atac) señala en un informe mensual que sin estas causas la puntualidad de los vuelos internacionales se ubicaría en el 83 por ciento.

¿Confusión?

En una consulta generalizada entre diferentes aerolíneas sobre la puntualidad de sus vuelos, cada una explicó cuál es la metodología que aplica para reportar las cifras (ver recuadro) y a juzgar por las respuestas, se evidencian diferencias en cuanto a los criterios que tienen para la medición.

Las mismas empresas, en reiteradas oportunidades, pidieron a la autoridad aeronáutica fijar un lineamiento para el manejo de las estadísticas, pero no fue sino hasta mediados de este año cuando la confusión rebozó la copa en la Aeronáutica, por lo que se la jugó con nuevos parámetros de medición. Así las cosas, ya hay señales de un mecanismo que puede garantizar unidad en los datos, tanto oficiales como los que cada empresa defiende, incluso en campañas publicitarias.

Se trata de tomar como hora de referencia para el cumplimiento, el momento en que inicia el remolque del avión. En los aeropuertos que carecen de servicio de puentes de abordaje y los que no tienen restricciones para abatimiento del ruido, la hora de referencia establecida es la de rodaje.

No se trata solamente de cerrar la puerta a tiempo

Para Alfredo Riaño, vocero de Aires, hay una diferencia entre el cumplimiento y la puntualidad. "El primero se enfoca a la cantidad de vuelos cancelados sobre los que están programados, mientras que la puntualidad tiene otro contexto. En Aires se toma desde que el avión empieza a rodar en plataforma", indica. Dice que otras compañías manejan sus cifras desde que el avión cierra la puerta. Fuentes de Aero República manifiestan que la empresa reporta el nivel de cumplimiento real visto por los pasajeros en el día a día de los vuelos e incluye todas las cancelaciones y demoras, incluso las ocasionadas por factores externos.

Fuente: Ricardo Santamaría Daza – Redacción Economía y Negocios Portafolio

IATA aprobaría el uso de biocombustibles en vuelos comerciales a fines de 2010
Colsubsidio suscribe convenio de colaboracion con el Consorcio Aeroespacial EADS

Acerca del Autor

Deja un comentario