Polémica: pasajes aéreos

LAN y EasyFly inician operaciones a Medellín
Eficiencia en las aerolíneas
Las aerolíneas insisten en que debe haber un alza en el sobrecargo al combustible. Hoteleros reclaman mayor oferta y competitividad. La Aerocivil tiene la palabra.
 
Roberto Junguito Pombo, presidente de Aero República. La problemática que enfrentan las líneas aéreas colombianas y extranjeras por cuenta de los altos costos del combustible no se puede ver sólo desde el punto de vista tarifario.


El presidente de Aero República, Roberto Junguito Pombo, considera que hay muchos otros factores que están poniendo en riesgo la viabilidad económica de esas empresas.

 

¿Elevar el sobrecargo a los combustibles soluciona los problemas de las aerolíneas?

Quizá el tema no ha sido bien enfocado. Lo que las aerolíneas como gremio hemos hecho es sentarnos con la Aeronáutica Civil porque la situación que vivimos ante el encarecimiento de los combustibles es delicada. Esperamos, junto con el Gobierno, identificar medidas que le permitan a la industria existir.

¿En qué sustentan sus demandas?


El valor de los combustibles para las aerolíneas se ha incrementado 71% en el último año, y de enero hacia acá ha crecido el equivalente a 40%. Para nosotros el 35% de nuestros gastos corresponde ese rubro y el sobrecargo actual en los pasajes cubre sólo la mitad del sobrecosto.

¿Pero qué decirles a los pasajeros que posiblemente verán elevarse los precios de sus tiquetes?

Que las aerolíneas sí estamos siendo más eficientes, eliminando gastos o haciéndolos cada vez más eficientes. Desafortunadamente, elevar el sobrecargo de combustible es una de las opciones que en determinado momento puede ser vital para nosotros.

¿Hay otras alternativas?

El incremento al sobrecargo de combustibles es una de las alternativas, pero hay otras cosas, como que se mejore el tráfico en Eldorado para evitar tener que dar vueltas antes de aterrizar, y que nos permitan no pagar IVA a destinos turísticos como San Andrés y Leticia. Irónicamente, en una ruta internacional, hacia Aruba, ello se permite.

¿La regulación aeronáutica agrava la situación de las aerolíneas?

Planteamos que se elimine algo tan insólito y en desuso en la aviación actual, como es el tener que ir a pesar al menos el 10% de la flota cargada con combustible, en una báscula —como la de Bogotá— que ya debe ser única en el mundo. También hemos solicitado que se nos permita sobrevolar bases militares, como Palanquero, para no dar vueltas innecesarias

El Ministro de Comercio no está de acuerdo con subir el sobrecargo al combustible, y propuso que ese costo se lo sume cada aerolínea al precio de sus tiquetes, para que se mantenga la competencia. ¿Qué opina?

Que el cargo sea interno o externo a la tarifa es indiferente para las aerolíneas, pero no para el pasajero. Hay que recordar que sobre la tarifa hay que pagar comisión a las agencias de viaje, lo que resultaría en un sobrecosto mayor. Por el lado del sobrecargo de combustible, la Ley dice que no hay que pagar comisión por él.

Contrario a lo que ustedes piden, hay quienes dicen que si se reducen las tarifas habrá más tráfico y así compensarán los mayores costos. ¿Eso no suena lógico?

Lo que hemos tratado de hacer en la industria con tiquetes cada vez más baratos para aumentar el tráfico no es nuevo, pero en la realidad el objetivo es lograr suficientes ingresos para lograr la rentabilidad de las rutas. Queremos asegurarnos de que las medidas que se tomen se traduzcan en costos más eficientes para nosotros y mejores precios para los pasajeros.

¿Se ha explorado la idea de economías de escala, como comprar en bloque combustible o repuestos?

Es un planteamiento importante del ministro Plata y una alternativa que quizá deberemos explorar.

En sus propias palabras

"Podría decirse que parte de la solución la tiene el Gobierno en las manos, si reduce el valor del IVA en los combustibles, que está en línea con lo que proponemos”.

Nombre: Roberto Junguito Pombo

Cargo: Presidente de Aero República

Trayectoria: Dirige la aerolínea colombiana desde noviembre de 2005. Previamente se desempeñó como vicepresidente de Planeación en Avianca.

Estudios: Es graduado de Ingeniero Industrial de la U. de Los Andes, posee MBA con énfasis en Finanzas de la U. de Pennsylvania.

 

El presidente del gremio de los hoteleros, Jaime Alberto Cabal Sanclemente, sostiene que la propuesta de las aerolíneas para incrementar el sobrecargo de combustible en un 30% en vuelos nacionales y hasta un 125% en los internacionales, perjudicaría gravemente al sector turístico, uno de los abanderados del crecimiento de la economía en los últimos años.

Para el dirigente gremial, si bien no se puede desconocer la crítica situación de las aerolíneas por cuenta del precio del petróleo, debe haber una mayor oferta de sillas aéreas para que disminuya el costo de los viajes y se masifique el servicio.

¿Qué respuesta espera el gremio del Gobierno frente a la petición de las aerolíneas?

Lo que se espera es más apertura del mercado, que haya más aeronaves para que se genere un precio más bajo y pueda volar más gente.

Creemos que de aprobarse ese incremento, de alguna manera se estaría enterrando el flujo turístico nacional e internacional vía aérea.

¿Por qué?

Un viaje Bogotá – Manizales, hoy puede estar por el orden de $345.000, lo que de por sí ya es costoso.

Imagínese como sería con un incremento de 30% en el sobrecargo. Si usted viaja con su familia quizá tomaría en cuenta que en autobús cuesta $90.000, y aunque se debe aguantar cinco horas y media en carretera, el ahorro es significativo.

Por otra parte, si se debe viajar a España, el pasaje puede valer unos US$1.250 y el sobrecargo sería incrementado en 125%, y aunque es imperativo volar, quizá ya no se haga con la misma frecuencia.

¿Por qué es tan costoso volar en Colombia?

Es cuestión de los modelos que aplican las aerolíneas en el país, donde si bien hay que cobrar el valor de la silla, cobran integralmente el valor de los servicios adicionales, cuando podría hacerse por separado. Por ejemplo, quien quiera una comida o una bebida pagaría por ellos por aparte. Así se usa, por ejemplo, en Argentina, Venezuela y Brasil.

Pero en esos países se cobra también el sobrecargo de combustible…

Claro, pero allá el tiquete no es tan costoso porque el servicio se ha masificado. Ese sobrecosto es complementado con la venta de más sillas a un mejor precio. En Colombia volar es aún muy caro y por ello la demanda es poca y especializada. Estamos de acuerdo con la propuesta del Ministro de Comercio para bajar el precio de los tiquetes y así vender más sillas en los aviones.

¿Pero esa posición no desconoce la realidad económica: que el combustible se ha encarecido?

Como ya lo dijimos, no desconocemos esa problemática, que obedece a un fenómeno de carácter mundial, pero subir el precio del transporte aéreo aumentaría la brecha de sus costos entre diferentes países de la región y del mundo.

¿Para los hoteleros, entonces, dónde está el problema?

Para nosotros esto se convierte en un asunto de competitividad, teniendo en cuenta que viajar dentro y hacia Colombia es costoso y termina por aumentar las el valor de las vacaciones de los turistas y generando un impacto negativo en la dinámica que el sector ha presentado en los últimos años.

En el sector de aerolíneas dicen que los hoteleros pueden hablar así porque tienen exenciones tributarias…

Es verdad que hay una exención del IVA por 30 años para los inversionistas que construyan hoteles. Pero aquí también se habla de generar trabajo, desarrollo y bienestar a un país. Tan solo en el antiguo Hotel Hilton de Bogotá, que está siendo readecuado, habrán 650 empleos.

En sus propias palabras

"El aumento del precio del petróleo obedece a un fenómeno mundial. Pero subir ese altísimo porcentaje a los tiquetes aumentaría la diferencia de costos frente a otros países”

 
Fuente: El País a través de El Transporte – Editado Aviacol.net
LAN y EasyFly inician operaciones a Medellín
Eficiencia en las aerolíneas

Deja un comentario

Encuentra vuelos baratos y hoteles en oferta