Comienza semana agitada por puja de aerolíneas nacionales que buscan más frecuencias a E.U.

Alianza entre cafeteros y Avianca
Avianca ordena 19 aviones Airbus adicionales

El tráfico aéreo entre ese país y Colombia transportó el año pasado a 1,6 millones de pasajeros. Eso, en 78 frecuencias semanales a que tienen derecho las compañías colombianas.

La pelea, entonces, será por obtener los pedazos de esta torta. Además de Avianca (que tiene asignadas 66 de esas frecuencias), están AeroRepública y Aires, cada una de las cuales aspira a obtener las 12 que quedan disponibles en el acuerdo bilateral entre ambos países, que tiene que renegociarse antes de que se acabe el 2007.

En la audiencia que tuvo lugar el miércoles 27 de junio, la Aeronáutica Civil escuchó las peticiones de las aerolíneas que buscan nuevas rutas. A partir de ese momento, esta entidad tendrá 10 días hábiles para tomar decisiones.

Aires, que ya vuela a Aruba, Curazao, Maracaibo y Panamá, le pidió el 11 de mayo pasado a la Aerocivil siete frecuencias entre Bogotá y Fort Lauderdale (E.U.); tres en la ruta Pereira-Cartagena-Fort Lauderdale y dos más en la ruta Bucaramanga-Cartagena- Fort Lauderdale.

"Sería muy ambicioso decir cuánto mercado vamos a coger, pero queremos tener una ocupación mínima del 50 por ciento en nuestros aviones", señala Érika Zarante, secretaria general de Aires, compañía que espera ofrecer tarifas entre 250 y 300 dólares.

Sin embargo, la competencia es dura con AeroRepública, que busca siete frecuencias semanales entre Bogotá o Baranquilla y Miami (E.U.), y cinco más entre Cali o Medellín y Miami.

De acuerdo con la Aeronáutica Civil, el mercado de pasajeros entre Estados Unidos y nuestro país representa el 36,76 por ciento del total del mercado internacional de pasajeros en Colombia, y el transporte de pasajeros entre ambos países aumentó en 8,85 por ciento el año pasado, frente al 2005.

Para Juan Carlos Vélez, que fue director de la Aerocivil entre el 2001 y el 2005, es claro que hay mercado suficiente para que aumenten las frecuencias.

"Consiga un cupo para Estados Unidos, a ver si lo puede hacer. Si no se hace algo rápido, en diciembre va a ser imposible viajar allá. También estamos empezando a recibir turismo de Estados Unidos, y en la medida en que este aumente no hay aerolínea que dé abasto", afirma Vélez.

La 'gringa' que quiere entrar

A la lucha entre las aerolíneas colombianas se suma la de las estadounidenses. Según el acuerdo bilateral que aún está vigente, las compañías de ese país pueden usar 70 frecuencias a Colombia, de las cuales 14 están disponibles.

Entre estas empresas, además de American, Delta y Continental, figura la aerolínea de bajo costo Spirit Airlines, que ya ha anunciado tarifas por debajo de 199 dólares en la ruta Fort Lauderdale -Barranquilla y precios de 250 dólares entre Bogotá y Fort Lauderdale.

Pero Spirit debe obtener primero el aval del Departamento de Transporte de ese país (DOT, por sus siglas en inglés) para solicitarle a la Aeronáutica Civil operar en Colombia. Y esto no ha sucedido aún.

"Creo que estaban esperando la carta de la Aeronáutica Civil del 6 de junio", dice Juan Arbeláez, director de comunicaciones y relaciones gubernamentales de Spirit Airlines para Latinoamérica.

En dicha misiva, el director de la Aeronáutica, Fernando Sanclemente, le manifestó a Joel Reifman, del DOT, que la Aerocivil no considera "por el momento necesario el aumento propuesto" de 14 frecuencias semanales entre ambos países, para las aerolíneas de Estados Unidos.

Sobre este y otros temas habrá una reunión hoy entre Fabio Valencia Cossio, alto consejero presidencial para la competitividad y la productividad; Fernando Sanclemente y el viceministro de Turismo, Óscar Rueda. "Si no nos dan las frecuencias o si nos dan siete nada más, entraremos a Cartagena en noviembre, aprovechando que allá hay cielos abiertos. Pero con toda seguridad entramos este año, aunque no nos den ninguna frecuencia", señala Arbeláez.

Por supuesto, la empresa Spirit, que realiza 125 vuelos diarios, también enfrenta presiones de aerolíneas que ya operan rutas a Estados Unidos. El brasileño Germán Efromovich, dueño de Avianca, afirma que esta compañía ha hecho inversiones muy importantes en flota, motores y infraestructura, por lo que "no sería conveniente que se abran las puertas a que vengan otras aerolíneas".

Más beneficios para los consumidores

De producirse la entrada de aerolíneas como Aires y Spirit Airlines al mercado de pasajeros entre Colombia y Estados Unidos, los consumidores encontrarían una oferta de precios más variada que la que hay actualmente, según opinaron algunos expertos en el sector.

Para Juan Carlos Vélez, ex director de la Aerocivil, deben ampliarse el cuadro de rutas y el número de frecuencias, lo cual redundaría en tarifas más bajas para los usuarios. "En temporada alta se consigue un pasaje Bogotá – Miami en 850 dólares", afirma Vélez.

En contraste, Aires ha anunciado que su operación sería rentable entre Colombia y Estados Unidos con tarifas entre 250 y 300 dólares. Spirit Airlines, por su parte, asegura que estaría en capacidad de volar de Bogotá a Fort Lauderdale por 250 dólares y de Barranquilla a Fort Lauderdale por menos de 199 dólares.

En el otro lado del río están quienes tienen sus dudas de los beneficios que tienen las aerolíneas de bajo costo, pues aún están frescos en la memoria los hechos que rodearon la salida de la española Air Madrid cuando los usuarios quedaron varados en aeropuertos, lo que fue la gota que rebasó la copa contra esta compañía que atraía clientes con pasajes de bajo costo en comparación con las tarifas que ofrecían las aerolíneas tradicionales.

por ciento representa el mercado de pasajeros aéreos entre Estados Unidos y Colombia del total del mercado internacional de pasajeros que usan el transporte aéreo en el país, según las estadísticas de la Aeronáutica Civil.

 

Fuente: El Tiempo  – Editado por Aviacol.net 

Alianza entre cafeteros y Avianca
Avianca ordena 19 aviones Airbus adicionales

Acerca del Autor

Deja un comentario