100 años del primer vuelo en Colombia

Avianca y TACA transportaron más de 19 millones de pasajeros
Avianca y TACA adquieren 15 aviones ATR-72-600 para operación de vuelos regionales

100 años del primer vuelo en Colombia | Aviacol.net El Portal de la Aviación en Colombia

100 años de aviación en Colombia

Hace 100 años, en la ciudad de Santa Marta, el piloto estadounidense George Schmitt alzó vuelo por primera vez sobre territorio colombiano en un aeroplano. Un siglo después conmemoramos lo que aconteció aquel día y celebramos el primer centenario de aviación en Colombia.

 

Con una brevísima nota de prensa, casi inadvertida, se reseño el 9 de diciembre de 1.912 el vuelo que el piloto George Schimtt realizaría en la ciudad más antigua de Colombia y el recorrido que lo llevaría luego a la ciudad de Barranquilla, considerada como la cuna de la aviación en Colombia y en donde hoy se realizarán los actos oficiales de conmemoración.

“Hoy mañana, aviador Smith (sic) recorrió ciudad y pueblos vecinos en el hermoso biplano. Seguirá Barranquilla próximamente. Corresponsal”.

Ese fue el corto texto que permitiría a las generaciones futuras conocer la génesis de una industria que 100 años después ha logrado posicionarse como una de las más importantes de la región.

Aquel “Corresponsal” que redactó la pequeña nota publicada en El Tiempo, muy seguramente no llegaría a imaginarse la trascendencia de sus cortas palabras una centena de años después, cuando toda una nación se reúne en torno a las alas colombianas que han surcado orgullosas los cielos de este país durante este siglo.

Schmitt, a quien llamaron también “Geo”, era un piloto neoyorquino nacido en 1892 que bien representaba la imagen aventurera, intrépida y pionera de aquellos primeros aviadores que marcaron hitos en la historia de muchas naciones.

100 años del primer vuelo en Colombia | Aviacol.net El Portal de la Aviación en ColombiaGeorge Schmitt a los mandos de un Baldwin Red Devil (Foto: Roy Nagl – tomada de Early Aviators)

Si bien habían pasado ya casi 10 años del que se considera como el primer vuelo en una aeronave más pesada que el aire, por parte de los hermanos Wright el 17 de diciembre de 1.903, la aviación aún era una novedad en todo el mundo y seguía dando sus primeros pasos gracias a emprendimientos como el de Schmitt, quien en los primeros años de la década de 1.910 había comenzado un recorrido por el Caribe y Sur América y que lo llevaría a inscribir su nombre en los anales de la aviación colombiana.

Años antes, en 1.911, algunos avezados colombianos, seguramente al tanto de las proezas aéreas que se venían llevando a cabo en todo el mundo y cautivados por el romanticismo y emoción de la aviación, llevaron a la Sabana de Bogotá un avión Bleriot que constituía la más avanzada tecnología en aquel momento y que se había revestido de fama en 1.909, cuando a los mandos del francés Louis Bleriot, cruzó por primera vez el Canal de la Mancha entre Francia e Inglaterra.

Sin embargo los esfuerzos de aquel año por poner a volar el avión en la fría sabana capitalina fueron infructuosos y la aeronave terminó como parte de las exhibiciones dispuestas en el Parque Centenario con motivo de los 100 años de la independencia.

El bello biplano del que se hace referencia el corresponsal era un Baldwin Red Devil, una aeronave frágil, como todas las de su época, pero que decididamente debió maravillar a los que tuvieron el honor, placer y emoción de verlo despegar en aquel día de diciembre, hace 100 años.

Diseñado y construido por Thomas Baldwin en Estados Unidos, el Red Devil -que era pintado en un color rojo fuerte- era un biplano propulsado por un motor Hall-Scott de 60 caballos de fuerza y del que se construyeron apenas seis unidades.

Luego de realizar el vuelo de Santa Marta, Schmitt embaló su aeronave y se dirigió unos kilómetros hacia Barranquilla, donde a finales de diciembre del mismo año realizó otros vuelos.

Cabe anotar que, curiosamente, la prensa de aquella época pareciera no haber estado muy interesada en toda la temática alrededor de estos primeros vuelos, por lo que no son muchas las reseñas que se pueden encontrar en los medios de aquellos días.

Al año siguiente, “Geo” y el Baldwin Red Devil estuvieron en Medellín, en donde nuevamente volaron para el deleite de la población antioqueña. En esta ocasión quedaron fielmente retratados el piloto y su aeronave por fotógrafos como Benjamín de la Calle.

Poco después el aviador estadounidense fallecería en un accidente cuando volaba con su aeronave en Estados Unidos, convirtiéndose en una especie de mártir para varias naciones en nuestra región, en las que las alas de “Geo” fueron las primeras de muchas más que vendrían en los años posteriores.

La semilla había quedado sembrada ya, y poco tiempo después Colombia despertaría con fuerza a la aviación civil y militar, con el nacimiento de las primeras compañías aéreas en nuestro país, así como de la aviación militar.

El centenario de la aviación en Colombia será conmemorado oficialmente con una serie de actividades encabezadas por la Aerocivil y autoridades de Barranquilla y que continuarán durante el 2.013.

Referencias: Matacafe.coEarly Aviators

Avianca y TACA transportaron más de 19 millones de pasajeros
Avianca y TACA adquieren 15 aviones ATR-72-600 para operación de vuelos regionales

Deja un comentario