Aerotal

Los Douglas DC-4 de Avianca
Aerovías Colombianas - ARCA

La casa Boeing, fabricante de los aviones, había enviado una comunicación a mediados de mayo de 1980, previniendo a los directivos de AEROTAL para que se corrigieran varias fallas presentadas en los equipos 727 y que podían ser potencialmente peligrosos para la operación. Entre los reportes, se detectaron entre otros, escapes hidráulicos y de combustible y daños en los flaps y timones de cola. La Boeing manifestó su interés en conocer los planes de AEROTAL para llevar a cabo un plan correctivo de mantenimiento. Sin embargo, ni AEROTAL ni la autoridad aeronáutica hizo gestiones para corregir dichas fallas. Hubo varios percances en esos equipos, pero el 4 de agosto de 1982 ocurrió un incidente considerable cuando un Boeing 727, el HK-2559 aterrizó varios metros antes de alcanzar la cabecera de la pista del aeropuerto Simón Bolívar de Santa Marta, rebotó sobre la pista y perdió el tren principal izquierdo, haciendo que la aeronave se saliera de la pista y terminara en la zona de seguridad. Por fortuna, no hubo mayores consecuencias y tanto los 50 pasajeros como la tripulación salieron ilesos. Tres meses después, el turno le correspondió a otro Boeing, el HK-2560, el cual también sufrió una falla hidráulica y al aterrizar en el mismo aeropuerto el 29 de Noviembre, se le retrajo el tren principal izquierdo y se salió de la pista. Tampoco hubo heridos y todos sus ocupantes resultaron ilesos.

Teniendo en cuenta que en ese año, tendría lugar el cambio de gobierno, la decisión por parte del Consejo Superior Aeronáutico para autorizar definitivamente la operación a Miami, fue aplazada hasta la posesión del nuevo gobierno. Mientras tanto, la operación a Miami llegó a representar el 33% de los ingresos totales por ventas de tiquetes, y por lo tanto era vital la aprobación definitiva de la autorización para volar a Miami.

Días antes y a pocos días de la posesión del nuevo presidente de la república, Belisario Betancur, AEROTAL había presentado su flota compuesta por ocho Boeing 707, 720B y 727. Al acto en el aeropuerto Eldorado asistieron además del presidente saliente Julio Cesar Turbay, quien recibió del presidente de AEROTAL las alas de la compañía, como reconocimiento a su obra de gobierno, distinción que fue otorgada igualmente al Jefe de la Aeronáutica Civil, Álvaro Uribe Vélez, actual presidente de los colombianos.

HK-2558X, Boeing 720B en Eldorado
HK-2558X, Boeing 720B en Eldorado
Foto: Jaime Escobar

A principios de 1983 y ante una grave crisis financiera, AEROTAL de común acuerdo con la autoridad aeronáutica suspendió operaciones durante 15 días, con el fin de conseguir una efectiva refinanciación, que por $345 millones de pesos garantizaba el Banco Popular. Juan Guillermo Penagos, nuevo Jefe de la Aeronáutica Civil, accedió a la petición, como un esfuerzo definitivo para recuperar las finanzas de la empresa. Igualmente se buscaba reestructurar internamente las aéreas administrativa y financiera. Herbert Wild, antiguo ejecutivo de AVIANCA y con amplia trayectoria en la industria, fue nombrado como nuevo gerente general. Durante la suspensión de operaciones se llegó a un acuerdo sin precedentes con AVIANCA para atender temporalmente el servicio de pasajeros y carga de AEROTAL en sus vuelos regulares. Así los pasajeros que poseían tiquetes aéreos adquiridos con anterioridad, podían desplazarse a sus destinos, incluyendo Miami en vuelos regulares de AVIANCA.

Los Douglas DC-4 de Avianca
Aerovías Colombianas - ARCA

Deja un comentario