El jet Scorpion por fin se ve completo en Latinoamérica

KAI KT-1 en FIDAE: Corea del Sur se muestra con fortaleza
IATA pide más trabajo conjunto en aviación latinoamericana
Avión Textron AirLand Scorpion en FIDAE 2016

Después de algo más de dos años después de su primer vuelo, el Textron AirLand Scorpion ahora hace un debut mucho más público en Latinoamérica durante FIDAE 2016. El producto estadounidense, un jet de combate pensado para ser muy económico y eficiente, ya ha estado en la región. Nuevamente, los reemplazos de flota son el negocio más apetecido y, en Chile, el fabricante sigue demostrando las posibilidades de este pequeño jet.

El Scorpion ha estado presente en la baraja de opciones, pero a veces pasando casi desapercibido. Sus vuelos de demostración para la Fuerza Aérea Colombiana en la base de Apiay en 2015, poco publicitados, más una recurrente presencia de la maqueta de la aeronave en muestras en exposiciones y salones militares, han evitado, sin embargo, que sea el avión más reconocido por la opinión pública.

Un proyecto que ahora se ve con total claridad para Latinoamérica desde FIDAE 2016 donde el avión demostrador está exhibido. El bimotor de combate liguero tiene un propósito fundamental: asegurar su presencia en los brazos aéreos armados de Latinoamérica, muchos de los cuales necesitan nuevo aire para sus jets de combate liguero.

No se trata de un trabajo rápido. Bien es sabido que contratos de este tipo se aseguran después de mucho tiempo y la presencia del avión en FIDAE hace parte de ese largo trabajo de promoción. El avión, que se promociona como el jet de combate liguero más económico del mercado, se proyecta con un costo individual cercano a los $20 millones de dólares y $3.000 dólares por hora en costo operativo.

Un avión de estas características significa, para muchos, un paso atrás en el desarrollo de la aviación de combate. Pero la filosofía del Scorpion es simple: ser económico. A través de un proceso que ha permitido producir un pequeño avión biplaza y propulsado por dos Honeywell TFE731, la idea es que el avión permita reducir en buena medida los costos operativos a fuerzas que emplean aviones de mucho mayor tamaño y costo de vuelo en misiones donde no necesariamente son requeridos.

El escenario de un espacio aéreo sin oposición, en donde aviones de altísimo rendimiento ven casi que desperdiciado su potencial para desarrollar misiones que otro avión más económico podría cumplir igual, es en donde Textron AirLand deposita sus esperanzas de venta. Pero además, las restringidas chequeras de muchas naciones, y en especial de varias latinoamericanas.

El Cessna A-37, jet de combate liguero por excelencia de esta región, que ha cumplido un buen servicio para muchas naciones, ya se casi se retira y, junto a él, otros aviones de similares características. Si bien hemos reseñado que aviones turbohélice con capacidad de ataque liguero pueden cubrir el espectro que antes cubrían los jets de combate liguero en Latinoamérica, el Scorpion se muestra como ideal para ampliar el número de misiones. Según su fabricante, no es un jet liguero, es un avión para inteligencia, patrullaje, reconocimiento y ataque.

Textron, que además trae una gama de productos más amplia para la aviación civil y de ala rotatoria en FIDAE, ya ha tenido presencia en otros salones de defensa de la región con el Scorpion. Expodefensa, en Colombia, ha sido uno de ellos y el hecho de que el avión ya haya volado en demostración para la FAC muestra indicios de acercamiento importantes.

Durante estos dos años de desarrollo el avión ya se ha desplegado en exhibición en 10 países, participando en misiones militares de entrenamiento y acumulando cerca de 600 horas de vuelo. Según Bill Anderson, Presidente de Textron AirLand: “El Scorpion es un avión táctico que entrega capacidades de alta eficiencia y desempeño a un precio que va en contra completamente a la curva de costos creciente que incluso las naciones más acomodadas están viviendo en sus fuerzas aéreas”.

El Scorpion puede acomodar una variedad de equipos en una bahía interna localizada en la parte inferior del fuselaje con capacidad de 1.400 kilogramos y tiene además seis puntos duros con capacidad sumada de 2.800 kilogramos. No cuenta con cañón incorporado, pero este puede ser añadido en un pod externo. Puede volar a 833 kilómetros por hora, con un techo máximo de operación de 45.000 pies.

KAI KT-1 en FIDAE: Corea del Sur se muestra con fortaleza
IATA pide más trabajo conjunto en aviación latinoamericana

Deja un comentario