Air Berlin cesó operaciones y cerró oficialmente

Avianca continúa adoptando medidas para optimizar operación
Avianca adquirió Servicios Aeroportuarios Integrados (SAI)

Airbus A330-200 de Air Berlin despegando.

Un día antes del cierre oficial, Air Berlin puso fin a sus servicios aéreos con la realización de su último vuelo este viernes 27 de octubre.

Así y tal como estaba previsto, el fin de esta compañía marca el término de un ciclo de 39 años en la aviación alemana y también en el segmento de placer de Europa. El último vuelo se realizó a bordo de un Airbus A320 cubriendo la ruta Múnich – Berlín (TXL) transportando a 178 pasajeros.

A través de un comunicado, la empresa lamentó el fin de sus operaciones las que dejará un vacío de 250 vuelos diarios en Europa que por el momento no serán posibles de recuperar. Dado que los procesos todavía no están cerrados el vacío que deja Air Berlin se sentirá también entre los empleados, quienes deberán esperar al fin de las negociaciones con posibles interesados para vislumbrar su futuro.

Si bien Lufthansa tiene un compromiso para adquirir algunos activos de Air Berlin, Nikki y la filial regional LGW, que incluye a 81 aviones de la familia A320, se espera que la compra no se concrete hasta enero de 2018 de no existir novedades que interrumpan o extiendan el proceso. Lufthansa planea utilizar esa capacidad adicional para potenciar a su filial de bajo costo y tarifas bajas (LCC) Eurowings. La estrategia que ha sido criticada por Ryanair, ya que según Michael O’Leary, se trataría de un movimiento encubierto del Gobierno federal de Alemania para bloquear a su empresa.

Además de Lufthansa, easyJet y recientemente Condor también negocian la posibilidad de adquirir otros activos, como por ejemplo aviones y slots, principalmente en los aeropuertos de Berlín (TXL) y Düsseldorf. En las últimas horas, la LCC británica alcanzó un acuerdo para adquirir 24 aviones y poder contratar en los próximos a alrededor de 1.000 empleados.

Si bien hay compromisos todavía estos necesitan materializarse, por lo que todo lo relacionado con Air Berlin queda en suspenso hasta nuevo aviso, mientras que el código “AB” que por años fue símbolo de los servicios de esta compañía se dejará de utilizar.

Air Berlin lamenta lo sucedido y agradece a todos sus trabajadores, socios y pasajeros, quienes por muchos años entregaron su confianza. Al terminar, la compañía desea a todos “felices aterrizajes” y los mejores deseos de parte de sus empleados. En el mejor escenario que considera que todas las negociaciones y adquisiciones se concreten, se espera que 1.400 empleados pierdan su trabajo especialmente en áreas administrativas y personal de tierra.

La alianza oneworld despide a uno de sus integrantes con mensajes en las redes sociales con un “Auf Wiedersehen” y desea a todos los colegas “lo mejor para el futuro”. Para los viajeros, indica aerolíneas como British Airways, Finnair, Iberia, Royal Jordanian y S7, están ofreciendo a los pasajeros frecuentes la posibilidad de mantener el status que tenían en la hoy desaparecida firma alemana. En septiembre y ante el cierre de operaciones, las aerolíneas oneworld habían suspendido la acumulación y canje de puntos, kilómetros o millas con Air Berlin, pese a que continuaba siendo parte de la asociación.

Desde 1979, Air Berlin fue símbolo de viajes de placer por toda Europa, en especial hacia los destinos en el Mediterráneo que constituyeron su principal mercado que incluyó un hub en Palma de Mallorca (España). Desde sus orígenes en los Estados Unidos (Seattle) hasta sus operaciones en Europa, posterior a la reunificación alemana, transportó a más de 500 millones de pasajeros.

En su historia, la empresa también tuvo un desempeño significativo en América Latina. Si bien el Caribe fue su principal mercado en esta parte del planeta, sus operaciones la llevaron hasta lo más austral del mundo siendo protagonista de vuelos chárter de verano en países como Chile, principalmente en lo que respecta al intercambio de viajeros de cruceros.

El legado de Air Berlin también se manifiesta en su capacidad de visión en lo que respecta a la consolidación de la industria. Si bien tiene sus orígenes de manera independiente en los Estados Unidos, la Air Berlin que cierra es el resultado de una serie de fusiones y adquisiciones, que incluyeron a empresas como LTU, dBA (Deutsche BA), Belair y Nikki, además de Etihad que pese a su rescate y capitalización, se le atribuye en parte la colocación de la “lápida sepulcral”.

La crisis de Air Berlin se entiende por un lado en los enormes pasivos que esta línea aérea viene arrastrando y que desde 2005 la llevaron a adoptar distintas medidas de ajustes, lo que incluyó cambios tarifarios y la exploración de nuevos modelos de negocios. Otro factor que contribuye al cierre de la empresa, es el fin de los aportes desde el emirato de Abu Dhabi, el cual ha ejercido una presión más directa sobre Etihad ante el deterioro de su propia situación financiera y los negativos resultados de compañías en las cuales posee participación. Etihad informó el 15 de agosto que no podía seguir financiando las operaciones y pasivos de Air Berlin, obligándola a acogerse a la ley de quiebra ante la imposibilidad de hacer frente a su deteriorada situación económica.

El cierre de Air Berlin deja al segmento leisure alemán en manos de Lufthansa, su filial Eurowings, Condor y el resto de las compañías LCC de Europa, además de otras líneas aéreas que comercializan destinos vacaciones a través de sus respectivos hubs.

Autor: Ricardo Delpiano – desdeSCL.com – Foto: Air Berlin

Avianca continúa adoptando medidas para optimizar operación
Avianca adquirió Servicios Aeroportuarios Integrados (SAI)

Acerca del Autor

Deja un comentario