AeroRepública retiró su último Avión MD-80

Falsa amenaza de bomba en el Aeropuerto de Barranquilla
Accionistas de Avianca y Taca concretan cierre de la unión de sus negocios

 Después de ocho años, AeroRepública despidió el pasado sábado 30 de enero de 2010 a la última de sus aeronaves MD-80, como parte del proceso de renovación de flota emprendido por la aerolínea en diciembre de 2006. 

A partir de la fecha la compañía operará su portafolio de rutas nacionales e internacionales con una flota de aviones Embraer 190, 100% nuevos, y cuyo promedio de edad es de 2.7 años.

Lo anterior representa un hito en la historia de la aviación colombiana al ser AeroRepública la primera compañía en ofrecer a los viajeros una flota de aeronaves completamente nueva. Así mismo, AeroRepública fue pionera en iniciar el proceso de modernización de su flota en el mercado nacional, a finales de 2006, hasta convertirse hoy en la aerolínea con la flota más nueva y moderna del continente americano.

Este nuevo paso de AeroRepública responde con acierto no solamente a los retos de la industria de la aviación comercial, sino también al compromiso medioambiental al que todas las aerolíneas en el mundo están llamadas a seguir, dado que la nueva flota Embraer 190 permite reducir en un 33% el consumo de combustible, así como lograr disminuciones aún superiores al 50% en el nivel de emisiones de CO2 en la atmósfera, con respecto a otras flotas de generaciones anteriores.

La renovación total de la flota de aviones de AeroRepública, es una acción real que demuestra el compromiso de la compañía con el mejoramiento continuo y con ofrecer a los pasajeros una experiencia de viaje caracterizada por la seguridad, la comodidad y sobretodo la calidad.


HK-4408, el último MD-80 que tuvo AeroRepública después de despegar en el Aeropuerto José María Córdova el pasado 15 de Enero de 2010.
Foto: Andrés Ramírez
Falsa amenaza de bomba en el Aeropuerto de Barranquilla
Accionistas de Avianca y Taca concretan cierre de la unión de sus negocios

Acerca del Autor

Deja un comentario