Así es el retorno de Satena a Ipiales

Avianca transportó más de 2.2 millones de pasajeros en abril
Aer Caribe incorpora segundo Boeing 737 de carga

 Embraer 170 de Satena en Ipiales

La aerolínea estatal colombiana Satena retomó las operaciones entre Bogotá y la ciudad nariñense de Ipiales, en la frontera con Ecuador. La nueva pista de 2.500 metros en el aeropuerto San Luis, que sirve a esa ciudad, permite que las aeronaves tengan un mejor margen de operación.

El vuelo 8865 llegó al aeropuerto San Luis el pasado 31 de mayo, una terminal aérea ubicada en la población de Aldana y que desde 1940 sirve a la ciudad fronteriza de Ipiales, reiniciando una operación que había sido suspendida por Satena luego de que retirara su flota de aviones Dornier 328. El avión Embraer 170 que arribó a la ciudad lo hizo con 56 pasajeros a bordo.

 

Las dos frecuencias semanales los martes y domingos se cumplirán en el siguiente itinerario:

Vuelo 8865
Bogotá – Ipiales
Martes
Saliendo a las 5:27 de la mañana, llegando a las 6:49 de la mañana
Domingo
Saliendo a las 7:25 de la mañana, llegando a las 8:47 de la mañana

Vuelo 8866
Ipiales – Bogotá
Martes
Saliendo a las 8:04 de la mañana, llegando a las 9:15 de la mañana
Domingo
Saliendo a las 9:07 de la mañana, llegando a las 10:26 de la mañana

La puesta en funcionamiento de nueva infraestructura aeroportuaria contribuyó al reinicio de estos vuelos. La pista de 2.500 metros de largo por 45 metros de ancho ofrece mejores condiciones operativas para las aeronaves, teniendo en cuenta las restricciones del aeropuerto por estar ubicado a 2.900 metros sobre el nivel del mar (9.700 pies).

Desde enero de este año se iniciaron los estudios por parte de Satena para dar inicio formal a la operación. El Embraer 170 es la máquina pensada desde un comienzo para la ruta, y las tripulaciones desarrollaron varios vuelos de prueba, seguidos de trabajo en simulador en las instalaciones de Flight Safety, en los Estados Unidos, con el fin de ajustar los detalles.

La altitud del aeropuerto es el componente que más restringe el rendimiento del avión, por lo que se requiere de un cuidadoso análisis de los factores climáticos, de temperatura y peso de la aeronave para llegar y salir sin inconvenientes.

El comandante de este primer vuelo, Capitán Wilson Alberto Pinzón Gelves, instructor del Embraer 170 en Satena, comenta que una parte importante del análisis de dichos factores está enfocado en ofrecer un rango de seguridad adecuado en los varios segmentos del vuelo.

Para ofrecer seguridad a los pasajeros, se debe tener en cuenta la posibilidad de un fallo en las maniobras críticas del despegue, en el momento donde se debe salir al aire incluso con un solo motor operando. Precisamente esas restricciones obligan a que el Embraer 170 de Satena pueda despegar con aproximadamente 30 pasajeros como cupo máximo en la ruta de regreso a Bogotá.

Las autoridades municipales y departamentales esperan que a futuro la ruta crezca en oferta, idealmente llegando a una frecuencia diaria entre las dos ciudades, teniendo en cuenta además los planes de convertir al aeropuerto San Luis como el principal del departamento.

Actualmente Satena ofrece una promoción en el transporte de carga entre Bogotá e Ipiales, con un precio de $2.500 pesos colombianos por kilo transportado, promoción que estará en vigencia entre el 31 de mayo y el 31 de julio de este año.

Embraer 170 de Satena

Tripulación de Satena

Recibimiento a Satena en Ipiales

Pasajeros de Satena en IpialesPasajeros de Satena para el vuelo hacia Bogotá

Avianca transportó más de 2.2 millones de pasajeros en abril
Aer Caribe incorpora segundo Boeing 737 de carga

Acerca del Autor

Deja un comentario