Colombia: saludable en aviación, pero con importantes obstáculos por superar

Moviendo el mercado de aviones para 19 pasajeros
El recibimiento de un ATR-42 nuevo: más allá del arco de agua

IATA Aviation Day Colombia 2015

Aviation Day Colombia

Colombia sigue siendo uno de los países con desarrollo aeronáutico comercial más rico y activo en los últimos años en la región latinoamericana, pero al mismo tiempo le aquejan males que también se vuelven referentes regionales. Cómo encontrar el balance para hacer más eficiente el mercado y hacia dónde va la región en materia de industria aeronáutica, fueron algunos de los temas que se tocaron en el Aviation Day Colombia 2015. La realidad es que el país es un ganador regional. Así lo manifiesta Peter Cerda, Vicepresidente Regional de IATA para las Américas. Colombia es, hoy por hoy, el único de la región con una base permanente de las tres mayores aerolíneas: LATAM, Avianca y Copa Airlines; además de un dinámico mercado en crecimiento gracias a otras compañías locales como VivaColombia, Satena o Easyfly, e internacionales como KLM, Iberia o Aeroméxico.

Pero es un mercado complejo y difícil. Gilberto Salcedo, Director Ejecutivo de la Asociación del Transporte Aéreo en Colombia ATAC, concuerda con otros representantes de la industria que se dieron cita en el foro: la aviación comercial es una industria de grandes inversiones, grandes ganancias, pero muy poco margen de rentabilidad.

En ese sentido, las aerolíneas latinoamericanas cuentan con uno de los márgenes más pequeños en comparación con los promedios europeos o estadounidenses, en parte debido a regulaciones anticuadas y todavía muy exigentes.

Allí es donde las organizaciones, aerolíneas y entidades estatales tienen la mira puesta: regionalización. Se ha hablado ya de eliminar muchas de las fronteras invisibles que existen entre países para facilitar la circulación de viajeros y fomentar el transporte aéreo, pero además las normativas nacionales de cada país han ido poniendo barreras legales y políticas a un mayor desarrollo comercial aéreo en la región.

¿Dónde existe el límite de la liberación?, antes de dibujarlo, Peter Cerda apunta que la realidad está distante de ello: “Estamos todavía en el comienzo de establecer procesos regionales. Nos gustaría ser como una comunidad europea donde las líneas aéreas pueden mover aviones, acciones o partes de mantenimiento sin barreras”, y añade que IATA, OACI, ALTA, ATAC y otras entidades ayudan a dar las mejores prácticas globales para permitir a los gobiernos tener en su agenda un desarrollo más eficiente. Pero son decisiones de alto nivel.

No se trata de reinventar la rueda en términos de legislación; los ejemplos en el mundo existen y precisamente esas buenas prácticas se quieren poner en marcha con más celeridad en Latinoamérica.

IATA Aviation Day Colombia 2015
Peter Cerda (der.) de IATA y Eduardo Iglesas (en el micrófono) de IATA, reconocieron el trabajo de Fabio Villegas al frente de Avianca.

Hay que conocer los casos individuales de países para entender un poco este proceso y, en el caso de Colombia, la situación aparentemente no es tan alentadora. Según Eduardo Iglesias, Director Ejecutivo de la Asociación Latinoamericana y del Caribe del Transporte Aéreo ALTA, Colombia es un referente en buena salud de crecimiento de la industria aérea, pero también de cómo no se deben hacer las cosas cuando se trata de simplificar procesos para impulsarla.

El directivo anota cómo en el país, y en otros de la región, nacen superintendencias y agencias gubernamentales que, en lugar de promover el crecimiento económico, se sobreponen las unas a las otras y el horizonte deja de ser claro.

Por eso la simplificación, la estandarización, la globalización resultan en un concepto: competitividad. Competitividad vista en todos los ámbitos. En el caso de la infraestructura, tema de por sí candente en Latinoamérica debido al cada vez más disminuido retraso en esta materia, todavía hay que eliminar brechas como la falta de transparencia entre aerolíneas y aeropuertos.

La tecnología, la modernización, la construcción de infraestructura aplicando procesos modernos resultan en una reducción en costos de operación para los aeropuertos y concesionarios buscando mejorar la eficiencia de los edificios. Pero la discusión entre los obstáculos que deben superar las aerolíneas en estos nuevos edificios, y la visión de los aeropuertos, se mantiene igual desde muchos años.

No son pocos los ejemplos de grandes estructuras con apariencia de centros comerciales que a veces no son los más eficaces para las aerolíneas. Es por ello que la transparencia a la hora de encontrar la relación entre lo que se paga y se obtiene, es clave para IATA en este sentido. Las aerolíneas no están en contra de pagar, pero hay que verlo con otros ojos: ¿lo que se paga se invierte en un nuevo restaurante dentro del aeropuerto o en más posiciones de estacionamiento para los aviones?

Este panorama, a pesar de verse oscuro en ciertos aspectos, no desdibuja la realidad de un mercado que sigue en crecimiento a pesar de una recesión reciente consecuencia, principalmente, de la subida del precio del dólar.

Para Fabio Villegas, Presidente de Avianca, la situación es compleja para la industria por esta razón. Cerca del 60% de los costos de una compañía aérea se pagan en dólares, mientras que buena parte de sus ingresos se obtienen en monedas que han perdido valor en los últimos meses frente a la capital estadounidense. La reducción en precios de combustible, si bien aliviana la situación, no implica una completa mejoría debido a que no es el único rubro que se paga en dólares: mantenimiento, repuestos, servicios generales y muchos otros ámbitos operacionales de las aerolíneas se tranzan en esta moneda.

Realidades colombianas

Uno de los paneles más interesantes estuvo integrado por Fabio Villegas, Presidente de Avianca; el General (R) Juan Carlos Ramírez Mejía, Presidente de Satena; José María Giraldo, Director General de American Airlines para Colombia; y Fernando Poitevin, Director Ejecutivo de LAN Colombia.

Todos los directivos coinciden en los mismos puntos que se mantienen en la mesa: globalización, flexibilización de las regulaciones y mejora en infraestructura aeroportuaria. Pero sus visiones individuales, a partir de la diferenciación del tipo de negocio de cada aerolínea, ofrece una visión amplia de la realidad del mercado aéreo colombiano.

Sí, es un mercado saludable y que sigue en crecimiento. Para American Airlines se constituye en uno de los más competitivos hacia los Estados Unidos, solo después de México y Brasil. Colombia cuenta con conexiones directas de siete ciudades hacia el país del norte y esto ha sido resultado de mucho trabajo conjunto entre aerolíneas, agencias gubernamentales y entidades privadas.

Esa importancia del rol que tiene el transporte aéreo para el desarrollo económico de un país ha sido recalcada también por LAN Colombia. Fernando Poitevin destaca cómo el estado ha tomado conciencia de esto y ha abierto muchos canales y caminos de trabajo conjuntos. No se pueden demeritar los alcances logrados en varios aspectos, como por ejemplo el de infraestructura, donde, a pesar de los escollos, sí se ven inversiones y proyecciones que antes parecían más irreales.

Hoy en día la aviación genera en Colombia 26.000 empleos directos, 290.000 indirectos relacionados con el transporte aéreo y el turismo, 6.3 mil millones de dólares de PIB y 910 millones de dólares aportados.

Hacia el interior, Satena es experta en las realidades de una parte del mercado totalmente diferente. Su estrategia de negocios también tiende a un incremento en el número de pasajeros, pero en las rutas nacionales. El General Mejía comenta que “…hay más turismo más al sur de Cartagena. Esos otros destinos están siendo aprovechados por los extranjeros y no por los colombianos”, refiriéndose a cómo el viajero nacional podría aprovechar un espectro amplio de posibilidades para viajar, no solo hacia el exterior o los destinos tradicionales, sino hacia una Colombia nueva e interesante.

El Aviation Day Colombia 2015 es una iniciativa de la IATA, en trabajo conjunto con ATAC, para ofrecer un espacio de debate y aprendizaje sobre las realidades y caminos futuros de la aviación para Colombia. Se trata del primer evento de este tipo desarrollado en el país por IATA, y el primero desde el 2011 que reúne a los más importantes representantes de la industria en un solo lugar, luego de que se llevara a cabo el Primer Foro del Transporte Aéreo en Colombia de ATAC.

Lo que queda sobre la mesa es un deseo mutuo de seguir creciendo, pero hacerlo a través de caminos más sencillos donde las trabas y procesos regulatorios complejos lo impidan. La globalización, la flexibilización, la regionalización de las normas, ya se está buscando. Las Latin American Regulations LAR son el camino por el cual todos están transitando, pero falta todavía camino para ello.

El tema de la infraestructura sigue presente, pero existen realidades que han ido mejorando este aspecto en varios sentidos. Se ven inversiones, crecimientos y proyectos saludables en varias partes del mundo, por lo que el constante problema de falta de espacio que se ha vivido durante muchos años, poco a poco va mejorando.

IATA Aviation Day Colombia 2015De izquierda a derecha: Fernando Poitevin, Director Ejecutivo de LAN Colombia; José María Salgado, Director General de Américan Airlines para Colombia; Sandra Howard, Viceministra de Turismo de Colombia; General (R) Juan Carlos Ramírez, Presidente de Satena y Fabio Villegas, Presidente de Avianca

Moviendo el mercado de aviones para 19 pasajeros
El recibimiento de un ATR-42 nuevo: más allá del arco de agua

Acerca del Autor

Deja un comentario