Fuerza Aérea Colombiana convierte en ambulancias sus C295

Wingo aumenta oferta de sillas hasta marzo de 2022
Destacan índice de igualdad en discapacidad de American Airlines

Airbus C295 de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC).Las misiones de transporte de pacientes con diferentes enfermedades ha sido una de las labores de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) a lo largo del tiempo.

Debido a la pandemia y al incremento de pacientes de Covid-19 en el país, la institución vio la necesidad de adaptar sus aeronaves, especialmente en zonas con poca accesibilidad terrestre y con una escasa o inexistente infraestructura hospitalaria. Es por esto, que a partir del 2020, la versatilidad, facilidad de adaptación y de mantenimiento de los aviones militares C295 de Airbus, se convirtieron en aliados vitales para llevar a cabo misiones humanitarias mediante la transformación de estas aeronaves, en ambulancias aéreas al servicio de los colombianos.

Las seis aeronaves C295 de la Fuerza Aérea se desplazan a zonas donde una ambulancia tradicional no puede entrar, ya que cuentan con una estructura a nivel de alas y fuselaje que están diseñadas para el aterrizaje en pistas cortas, pistas de tierra, o en cualquier campo, sin ningún problema. Adicionalmente, poseen características únicas para el acoplamiento de camillas, equipos de oxígeno y de electrocardiograma.

Dependiendo de la configuración original que tenga la aeronave, la conversión a ambulancia de un C295 se tarda en torno a una hora u hora y media aproximadamente. Si el avión está preparado para el transporte de tropas, toma entre dos a tres horas como máximo. Este avión militar ofrece la posibilidad de ser configurado por mitades, convirtiendo una mitad para brindar servicios y apoyos médicos ambulatorios con el transporte de enfermos a un determinado hospital o centro de salud, y la otra mitad puede ser adaptada para carga de equipamiento médico o militar, cubriendo ambas necesidades, y realizando dos misiones en un solo trayecto.

En Colombia, el C295 ha sido utilizado por parte de Fuerza Aérea gracias a su versatilidad única, convirtiéndose en uno de los operadores con mayor uso en la región. Un cliente militar estándar normal realiza de 400 a 500 horas al año en promedio por aeronave, y la FAC se encuentra cerca a duplicar esta cifra, ya que están entre las 700 y 800 horas al año por aeronave, realizando en promedio seis misiones cortas diarias, con vuelos que no superan los 40 a 45 minutos.

El C295 es una aeronave muy versátil, con una dinámica excelente y facilidad de mantenimiento, según Rafael Pazos, representante de servicio de Airbus en Colombia y quien trabaja a diario con el equipo de la FAC en la configuración de estas aeronaves, recalca que su funcionamiento no es complicado, aunque es necesario tener cierto conocimiento a nivel electrónico, siendo una aeronave muy moderna.

Es simple de desmontar teniendo en cuenta todo lo que tenga instalado en ese momento, ya sea que esté configurado a nivel carguero, a nivel de pasajeros o a nivel de paracaidista; y es igual de fácil montar equipos como camillas, soportes para oxígeno, y demás equipos a nivel técnico. El avión viene preparado de fábrica para instalar los equipos en la aeronave, conectarlos y asegurarlos de manera rápida y fácil. Evidentemente todo requiere un proceso y un chequeo, pero la versatilidad que tiene este avión es la facilidad con la que se puede montar y desmontar equipos cambiando de rol en cuestión de pocas horas” asegura Pazos.

Ante un escenario como la crisis sanitaria por el coronavirus, el equipo de la Fuerza Aérea Colombiana, que comprende ingenieros, maestros de vuelo, pilotos, enfermeros y demás personal, se ha logrado adecuar a estas nuevas necesidades, trabajando desde el aire en aeronaves que no han cumplido la mitad de su vida útil y brindando un servicio esencial.

Wingo aumenta oferta de sillas hasta marzo de 2022
Destacan índice de igualdad en discapacidad de American Airlines

Deja un comentario