DragonFly: nuevas tecnologías de Airbus para asistencia al piloto

Avianca lanza vuelos a Cusco desde Bogotá
Delta firmó orden por 12 aviones Airbus A220 adicionales
Tripulación de pruebas del Airbus A350-1000.

Foto: Airbus


Airbus ha iniciado la fase de pruebas de una serie de nuevas tecnologías de asistencia al piloto a través de Airbus UpNext.

Las pruebas, que se llevan a cabo en un avión de pruebas A350-1000, buscan probar el impacto en tierra y en vuelo a los pilotos.

DragonFly, como es conocido el programa, está probando el desvío automático de emergencia en crucero, aterrizaje automático y asistencia en el rodaje. El propósito es medir la viabilidad de continuar explorando sistemas de vuelo autónomo para operaciones más eficientes y seguras.

Estas pruebas forman parte de los pasos necesarios para realizar la investigación metódica de tecnologías necesarias para mejorar aún más las operaciones y aumentar la seguridad“, declaró Isabelle Lacaze, responsable del demostrador DragonFly, Airbus UpNext. “Inspirados en la biomímesis, los sistemas que se están probando se han diseñado para identificar características en el paisaje que permitan a una aeronave “ver” y maniobrar con seguridad de forma autónoma dentro de su entorno, del mismo modo que se sabe que las libélulas tienen la capacidad de reconocer puntos de referencia.”

Los primeros ensayos en vuelo mostraron la capacidad de las tecnologías de ayudar a la tripulación en situaciones simuladas como una tripulación incapacitada en vuelo y durante la fase de aterrizaje y rodaje. La aeronave fue capaz de tener en cuenta factores como la topografía y meteorología del área donde se realizaron las pruebas para generar un plan de trayectoria de vuelo nuevo y comunicarse con el Control de Tráfico Aéreo (ATC) y el Centro de Control de Operaciones de la aerolínea.


Airbus UpNext ha probado, también, la asistencia en el rodaje en condiciones reales llevadas a cabo en el Aeropuerto Blagnac de Toulouse, Francia. Las innovaciones tecnológicas han permitido que la tripulación reciba alertas sonoras frente a obstáculos, control asistido de velocidad y guía hasta la pista a través de un mapa interactivo del aeropuerto.

La filial también está desarrollando un nuevo proyecto que permitirá preparar la próxima generación de algoritmos para visión por computador con el fin de mejorar la asistencia en las fases de rodaje y aterrizaje.

El desarrollo de DragonFly ha estado apoyado en asociaciones externas con empresas como Cobham, Collins Aerospace, Honeywell, Onera y Thales. El programa recibió parte de su financiación de la Dirección General de Aviación Civil francesa (DGAC).

Avianca lanza vuelos a Cusco desde Bogotá
Delta firmó orden por 12 aviones Airbus A220 adicionales

Deja un comentario