Debate por propuesta de aumento de impuestos aeroportuarios

Copa está entre las mejores aerolíneas según revista Money
Airbus sostuvo liderazgo en América Latina durante 2017

Torre de Control del Aeropuerto Internacional Eldorado de Bogotá.

Gran polémica ha causado en el sector aéreo la propuesta del Alcalde Mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, de incrementar los impuestos aeroportuarios a los tiquetes aéreos que hagan uso del terminal aéreo de la capital.

La propuesta fue lanzada el pasado 22 de marzo por parte de la Alcaldía de Bogotá, con la cual, se buscaría obtener mayores recursos para subsidiar la construcción de nuevas vías de acceso al Aeropuerto Internacional Eldorado de Bogotá. Según la Alcaldía Mayor, esto beneficiaría a los usuarios que usen el aeropuerto de la capital por una reducción en los tiempos de llegada al terminal aéreo por las mejoras en movilidad que habría en la ciudad con la apertura de nuevos accesos vehiculares.

La iniciativa propone un aumento en el impuesto aeroportuario de $8.000 para vuelos nacionales y USD5 para vuelos internacionales. Diversas entidades del sector aéreo han hecho público su rechazo a la medida.

IATA

En carta enviada al Alcalde, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) asegura: “Es incomprensible que, siendo Colombia un país que ha identificado al turismo como un motor de desarrollo, que ha invertido más de 5 billones de pesos en fortalecer su infraestructura aérea regional y que aun así es el tercer país en Latinoamérica que más impuestos impone a los tiquetes aéreos, solo superada por Venezuela y Argentina se pretenda aumentar aún más la carga impositiva a los viajeros.

El documento que consta de cuatro puntos, expone lo inconveniente que sería la aprobación de la iniciativa para la economía por el impacto negativo para el crecimiento del turismo. Allí también se expone a Cartagena como ejemplo, ciudad que disminuyó significativamente la tasa aeroportuaria (de USD92 a USD38), impulsando el crecimiento del tráfico de pasajeros del Aeropuerto Internacional Rafael Núñez durante 2017. 

OACI

La Organización de Aviación Civil Internacional se opone firmemente a cualquier tipo de impuesto incluido en los tiquetes del transporte aéreo internacional que no estén relacionados directamente con la actividad de la aviación. El documento 8632 de la OACI establece que: “Con respecto a los impuestos sobre la venta y el uso del www.iata.org transporte aéreo internacional: cada Estado contratante reducirá en el máximo grado posible y tratará de eliminar, tan pronto como lo permita su situación económica, toda forma de imposición sobre la venta o el uso del transporte aéreo internacional, incluso los impuestos sobre los ingresos brutos de los explotadores y los impuestos recaudados directamente de los pasajeros o expedidores”.

Asimismo, el Documento 9082 sobre derechos aeroportuarios establece que cobros incluidos en los tiquetes deben estar relacionados directamente con las operaciones de aviación civil, en los siguientes términos: “Se recomienda que los Estados: i) permitan la imposición de derechos únicamente con respecto a servicios y funciones que se proporcionan para operaciones de aviación civil, o que tienen relación directa o en definitiva son beneficiosos para las mismas; y ii) se abstengan de imponer derechos que discriminen a la aviación civil internacional en relación con otros medios de transporte internacional.

Las aerolíneas en Colombia también han hecho oficial su preocupación y oposición a la medida.

VivaColombia

En Colombia los incrementos en los impuestos sobre los pasajes aéreos para financiar vías terrestres han fracasado. Ejemplo de esto fue la suspensión del impuesto de conectividad en el Aeropuerto José María Córdova de Rionegro a menos de 6 meses de haber comenzado el pago de este cargo. Es por ello que VivaColombia se opone a la propuesta del Alcalde.

Colombia es el tercer país de Latinoamérica en tener la mayor cantidad de impuestos sobre los pasajes aéreos, luego de Venezuela y Argentina, según lo indicó la IATA. Es increíble que hoy en día el gobierno y los entes reguladores no se den cuenta de que hacer más costoso el transporte aéreo golpea directamente el turismo, el comercio y la conectividad. Hoy Francia y España son grandes ejemplos de los beneficios que trae el turismo cuando los impuestos son menores”, explicó Stephen Rapp, Vicepresidente Comercial de VivaColombia.

Esta es una tendencia preocupante para la industria. Sabemos que aplicar más impuestos sobre los pasajes aéreos excluye a más personas de utilizar el servicio, ya que estos sobrecargos se trasladan directamente a los viajeros.”, concluyó Rapp.

Wingo

Wingo asegura que el crecimiento y democratización del transporte aéreo es motor de desarrollo económico y social para Colombia. Por esta razón, considera que aumentar las cargas impositivas a los pasajes aéreos podría representar no solo un freno importante para la estimulación de la economía del país sino también una barrera injusta para todos los colombianos que gracias al modelo bajo costo de la aerolínea, ahora pueden acceder a destinos turísticos no solo nacionales sino internacionales.

Somos la única aerolínea bajo costo de Colombia que opera vuelos a Cancún, La Habana, Punta Cana o Caracas; por ejemplo; y hoy en día, en nuestro objetivo de hacer que más colombianos vuelen internacionalmente, ya nos enfrentamos a una situación compleja en cuanto a impuestos y tasas se refiere. En destinos internacionales la carga impositiva se encuentra por encima de los 111 dólares por pasajero. Es decir, más de 111 dólares exclusivamente en impuestos y tasas.

En operaciones domésticas el panorama es similar, razón por la cual uno de los retos que ha tenido que sortear Wingo es encontrar la forma de que esta ya elevada carga tributaria no se traslade al precio de los tiquetes. Entonces, sería aún más complicado para las aerolíneas y negativo para los pasajeros si se decidiera aumentar el impuesto a los pasajes aéreos.

El sector de Viajes y Turismo aporta casi el 6% al PIB de Colombia y además es uno de los principales generadores de divisas para el país, así que considerar este tipo de medidas contra la industria es como ponerle un grillete a un atleta de alto rendimiento.” afirmó el portavoz de la aerolínea.

ALTA

LA Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) también envió una carta al Alcalde Enrique Peñalosa donde advierte su preocupación por los efectos negativos que podría acarrear la aprobación de la medida: “Para ALTA, abogar por el desarrollo económico en la región a través del crecimiento de la industria del transporte aéreo es una prioridad y, con mucho respeto, debemos expresar que la implementación de esta medida supone un riesgo substancial para el desarrollo sostenible de la economía en Colombia.” 

“La industria aérea se ha caracterizado por transferir sus eficiencias al consumidor y esto ha permitido que, en términos reales, las tarifas en promedio hayan disminuido un 16% en la región desde 2011 En este contexto, el aumento de tasas e impuestos iría en contravía de este esfuerzo realizado por la industria para hacer más asequible el transporte aéreo.”

“Específicamente en Colombia, la proporción de viajes en avión que realizan los colombianos es de 0.5 viajes por año, prevaleciendo aún el transporte terrestre con una tasa de 3.9 viajes en bus por habitante. Al incrementar los costos de viaje para los pasajeros, el potencial que tiene el sector aéreo en Colombia se vería negativamente afectado.” aclara el documento de Luis Felipe de Oliveira, Director Ejecutivo de ALTA, con firma de los miembros de la asociación.

Copa está entre las mejores aerolíneas según revista Money
Airbus sostuvo liderazgo en América Latina durante 2017

Acerca del Autor

Deja un comentario