Decretan alza en tiquetes aéreos

Diplomado en Derecho Aéreo
Satena planea internacionalizarse
Después de tres meses de negociaciones entre las aerolíneas y el Gobierno Nacional, ayer se autorizó un alza en el cargo de combustible que se cobra desde 2003 en los tiquetes aéreos, lo que implicará un aumento en promedio de 5 por ciento en los tiquetes nacionales y 12 por ciento en los internacionales.

El director de la Aeronáutica Civil, Fernando Sanclemente Alzate, señaló que la Resolución 2941 "es un ajuste a la normatividad anterior, que significa un incremento en las rutas nacionales del orden de 20.000 pesos en trayectos superiores a los 200 kilómetros operadas exclusivamente en equipos jet".

 
De tal manera, destinos como, por ejemplo, Armenia que son atendidos en únicamente en aviones turbohélice quedan eximidos del incremento.

Hasta el martes, el costo del sobrecargo de combustible era de 130.000 pesos para los vuelos nacionales ida y regreso, y ahora, pasa a ser de 170.000 pesos, para un incremento de 23,52 por ciento. En rutas como Bogotá-Cali, el incremento en un viaje de ida y regreso sería de 6,8 por ciento.

 
Otros ejemplos de rutas nacionales que también se verán afectadas son Bogotá- Medellín, cuyo valor del tiquete se incrementa en 8,4 por ciento y quedaría en una media de 597.836 pesos; o Bogotá-Cartagena, que subiría 5,5 por ciento, lo que significaría un costo de 885.516 pesos en el pasaje.

En la resolución no quedó, como se pensaba en principio, exención a destinos como Leticia o San Andrés, "pero se trata de trayectos realmente largos", explicó Sanclemente.

Entre tanto, en las rutas internacionales, el incremento se realizará dependiendo de las distancias de los trayectos. Un tiquete a Panamá subirá, 0,3 por ciento ida y regreso; uno a Miami se incrementará 5,2 por ciento; uno a Nueva York se eleva 18,2 por ciento; y uno a Madrid subirá 15,7 por ciento.

"Este incremento es resultado del estudio de la mesa permanente de concertación y responde a la urgente necesidad de la industria de cubrir una parte del sobrecosto del combustible que afecta a las aerolíneas, y toma en consideración el impacto sobre los usuarios", destacó Manuel Leal, presidente de la Asociación de Transporte Aéreo en Colombia (Atac).

En cuanto a las demás peticiones de las líneas aéreas, como volar sobre guarniciones militares o eliminar el pesaje de las aeronaves, el director de la Aerocivil señaló que "estamos avanzando y se logró ya que se nos autorice vuelos sobre la base Palanquero. Así mismo propendemos por la eliminación de la báscula de Eldorado".

Avianca pide más

El presidente de Avianca, Fabio Villegas, señaló que al margen de las medidas adoptadas por el Gobierno, "creo que se requieren medidas adicionales. Hemos llamado la atención sobre el cobro de IVA al combustible en el mercado doméstico y la eficiencia en el manejo del tráfico aéreo, donde hay algunos costos altos de combustible".

Ante los cobros adicionales, como el envío de equipaje, que realizan aerolíneas de Estados Unidos en sus vuelos domésticos, el presidente de Avianca, Fabio Villegas, señaló que "estamos a la expectativa de cualquier comportamiento del mercado en vuelos internacionales, pero no estamos tomando ese tipo de decisiones. Hay que ver cómo se comporta la competencia y ver la necesidad de tomar medidas como esa". Así mismo anunció que la aerolínea no planea recortar sus frecuencias. 
 
Cifras y Costos
 
La decisión del Gobierno diferencia el cargo en función de la longitud del trayecto por recorrer. Igualmente hace una distinción entre los vuelos nacionales y los internacionales.

Para un vuelo nacional:
El aumento aplica para vuelos nacionales de más de 200 Kilómetros en aviones jet. En rutas de menos de 200 Kilómetros, las cuales se sirven principalmente en aviones turbohélice, no hay incremento.

En un trayecto Bogotá-Cali, cuya tarifa promedio era de 270.000 pesos (sin IVA), ahora, el viajero deberá cancelar 290.000 pesos (sin IVA), o sea un 7,4 por ciento adicional.

En el caso de los vuelos internacionales:

El aumento se aplicará de acuerdo con la distancia de los trayectos, considerando que a recorridos más largos es mayor el consumo de  combustible:

Para trayectos cortos (0-1.000 kms), por ejemplo Bogotá-Panamá, la tarifa promedio era de 210 dólares (sin IVA).

Ahora el viajero deberá cancelar 211 dólares (sin IVA), o sea un 0,3 por ciento adicional.

Para un trayecto medio (1.001-2.600 kms), por ejemplo Bogotá-Miami, la tarifa promedio era de 412,5 dólares (sin IVA).

Ahora el viajero deberá cancelar 431,4 dólares (sin IVA), o sea un 4,6 por ciento adicional.

Para los trayectos intermedios (2.601-4.900 kms), por ejemplo Bogotá-Argentina, la tarifa promedio era de 605,5 dólares (sin IVA). Ahora el viajero deberá cancelar 691,8 dólares (sin IVA), o sea un 14,3 por ciento adicional.

Para los trayectos más largos (4.901 kms en adelante), por ejemplo Bogotá-Madrid, la tarifa promedio era de 939 dólares (sin IVA). Ahora el viajero deberá cancelar 1.073,4 dólares (sin IVA), o sea un 14,3 por ciento adicional.

 
Fuente: El Colombiano – Editado Aviacol.net 

Diplomado en Derecho Aéreo
Satena planea internacionalizarse

Deja un comentario