Aeroméxico se acoge al capítulo 11 de EE.UU. para reestructuración

EASA veta operación de PIA en la Unión Europea
Airbus Helicopters H160 recibe certificación de EASA

Boeing 787-8 de Aeroméxico en vuelo.Aeroméxico anunció ayer que la empresa y algunas de sus filiales iniciaron un proceso voluntario de reestructuración financiera bajo el Capítulo 11 en los Estados Unidos, mientras continúa ofreciendo servicio a sus clientes.


La Compañía pretende utilizar el proceso del Capítulo 11 para fortalecer su posición financiera e implementar los ajustes operativos
necesarios para hacer frente al impacto del COVID-19 y crear una plataforma sustentable para el futuro.

Nuestra industria enfrenta desafíos sin precedentes derivado de una significativa reducción en la demanda de pasajeros,” dijo Andrés Conesa, Director General de Aeroméxico. “Estamos comprometidos en adoptar las medidas necesarias para operar de manera eficiente en esta nueva realidad y estar mejor preparados para un futuro exitoso después de esta pandemia. Con el proceso del Capítulo 11 esperamos fortalecer nuestra posición financiera e incrementar nuestra liquidez, creando al mismo tiempo una plataforma sustentable que nos permita transitar con éxito la incertidumbre económica global.

Las operaciones de Aeroméxico continúan. Para este mes de julio, la Compañía incrementará su presencia en el mercado doméstico a casi el doble de vuelos comparado con el mes previo. Adicionalmente, estima que aumente su operación internacional a casi cuatro veces más
comparado con el mes de junio.

Con el anuncio, Aeroméxico se convierte en el tercer grupo de aerolíneas latinomericanas en acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, Avianca lo hizo el pasado 11 de mayo y LATAM Airlines lo anunció el 25 de mayo.


Continuidad del negocio


El proceso bajo el Capítulo 11 está diseñado para que las empresas puedan mantener sus operaciones, por lo que todos los boletos, reservaciones, vouchers electrónicos y Puntos Premier se mantienen vigentes de acuerdo con los términos y condiciones actuales. La
Compañía continuará operando de manera normal y de acuerdo con sus permisos y concesiones durante este proceso.

La Compañía no espera que existan cambios en las labores y responsabilidades diarias de sus colaboradores, mismos que continuarán recibiendo su salario y prestaciones de manera habitual. Aeroméxico tiene también la intención de continuar contratando bienes y servicios de sus proveedores y espera mantener los acuerdos comerciales vigentes con varias aerolíneas, incluyendo su alianza estratégica con Delta Air Lines a través de su Acuerdo de Colaboración Conjunta.

Aeroméxico también está en conversaciones para contratar un nuevo financiamiento preferencial para la Compañía, como parte de la reestructura dentro del procedimiento de reorganización (conocido, por sus siglas en inglés, como DIP financing). Aeroméxico confía en
que finalizará los compromisos formales para el financiamiento DIP que, junto con el efectivo disponible de la Compañía y sujeto a la aprobación del Tribunal, proporcionará suficiente liquidez para que Aeroméxico cumpla con sus obligaciones futuras.

Bioseguridad

Desde el inicio de la pandemia, Aeroméxico ha puesto en marcha medidas para proteger la salud y seguridad de sus clientes y colaboradores en toda su operación, en línea con los protocolos y lineamientos recomendados por las autoridades internacionales. “Nuestra principal prioridad siempre ha sido mantener un entorno seguro para nuestros clientes y colaboradores, y sabemos que hoy es más importante que nunca,” dijo Andrés Conesa. “Invitamos a que nuestros clientes visiten nuestra página Capítulo 11 Aeroméxico, para conocer más detalles de todo lo que estamos haciendo para que su experiencia de viaje sea segura y memorable.

EASA veta operación de PIA en la Unión Europea
Airbus Helicopters H160 recibe certificación de EASA

Deja un comentario